Caza un jabalí curtido en mil batallas: tuerto, cojo y con un colmillo a la virulé

Comparte con tus amigos










Enviar

El jabalí fue abatido en un aguardo nocturno en medio de un olivar en Sierra Morena. Además estar «tuerto y cojo», el animal no podía abrir totalmente la boca «porque un colmillo rozaba con una de sus amoladeras». 

11/3/2019 | Redacción JyS 

jabalí
El jabalí fue abatido en una espera al paso. / E.R.

Sierra Morena ha sido el escenario en el que se ha abatido este viejo jabalí con un comillo muy curioso. Ocurrió hace unas semanas en Jaén, concretamente en las cercanías de la localidad de Vilches. Jara y Sedal se ha puesto en contacto con el cazador que lo abatió, Eleuterio Risoto, de 26 años de edad, el cual nos ha explicado que este ejemplar además «estaba ciego de un ojo y cojo».

jabalí
Más detalles del curioso trofeo del jabalí. / E.R.

El jabalí fue abatido en una espera al paso, y presentaba la particularidad de que su colmillo derecho «tenía una forma extraña y por el que el jabalí no podía abrir la boca debido a una deformación anterior», explica Risoto a este medio.

En cuanto al lance, el cazador dice que «fue muy bonito: el jabalí venía directo hacia a mí cojeando cuando lo vi, a unos ochenta metros». A esa distancia, Eleuterio Risoto disparó «ya que no quería que se acercase más porque le estaba echando el aire y podría haber huido», relata. El extraño animal cayó de un solo disparo con su rifle calibre .300 Winchester Magnum. Según nos cuenta utilizó una bala Remington de 180 grains. 

Otra imagen del jabalí. / E.R.

Abatido en un olivar

El lugar donde el joven dio caza al jabalí fue en «una zona de piedra de granito, con chaparros y encinas, de típico monte de Sierra Morena». Risoto explica que acude a cazar habitualmente por esa zona: «Con frecuencia salgo por allí, pero nunca había visto algo similar a lo que abatí aquel día», confiesa.

El resto de la temporada Risoto no ha tenido tanta suerte: «Sólo he conseguido abatir ese animal», confiesa. Pero el joven cazador se muestra muy satisfecho con el trofeo, que ha dado 103,5 puntos: «Al verlo en la tablilla impresiona», asegura. «Tenía el colmillo partido. El grosor es espectacular, es como si fuera una pala perfecta y corta», añade. Respecto a las amoladeras dice que «son finas, gastadas y largas».

Otras piezas extrañas

Jabalíes con tres patas, sin jeta, blancos, ciervos con tres cuernas, corzos con extraños bultos en su cabeza o cuernas retorcidas… La temporada que acaba de terminar nos ha dejado curiosísimas capturas que hemos compartido con todos vosotros. Estas han sido las más llamativas.

Caza un jabalí curtido en mil batallas: tuerto, cojo y con un colmillo a la virulé
5 (100%) 4 votos
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here