Un jabalí le destroza su cámara de fototrampeo y él lo caza después

Comparte con tus amigos










Enviar

El cazador malagueño Lucas Domínguez abandonaba desesperado su puesto de espera después de observar que le habían roto la cámara de fototrampeo sin saber quién era. Al ir al coche y comprobar que efectivamente fue el jabalí, se encontró con éste y lo abatió.

13/8/2019 | Redacción JyS

El jabalí destrozando la cámara en la primera imagen y cazado en la segunda. / L.D.

El cazador malagueño Lucas Domínguez ha conseguido cazar al jabalí que le destrozó la cámara de fototrampeo durante las noches previas a la espera. En el vídeo que el propio Domínguez ha facilitado a Jara y Sedal se ve incluso cómo el suido tira de la cuerda de nylon que fija la cámara al tronco del árbol. Aunque ocurrió en verano del año pasado, el concurso de Jara y Sedal ha motivado a Lucas a contar esta historia.

Tal y como el cazador ha narrado a este medio, lo ocurrido comenzó tres semanas antes, cuando Lucas decidió comprar la cámara para ponerla en su coto. «La coloqué en un paso frecuente de jabalíes y les eché comida para que se frenaran y poder grabar con más tiempo a los animales», explica.

«Por problemas de trabajo no podía ir muy seguido y fui una mañana para esperar al amanecer, de recogida, a ver si tenía suerte», reseña Domínguez. Ya eran las 8:30 horas de la mañana cuando el cazador decidió recoger la cámara y marcharse: «Me la encontré en el suelo abierta y destrozada. Cabreado, me fui hacia el coche que estaba muy cerca del sitio donde me encontraba y en la dirección en que suelen volver lo cochinos a sus encames», detalla.

Mas imágenes del jabalí abatido y la cámara de fototrampeo destrozada. / L.D,.

«Iba pensando de todo y deseando llegar al coche, quitarle la tarjeta a la cámara y ver quién había hecho tanta maldad. En una de esas casualidades miré al cerro de enfrente y vi que venía un jabalí grande hacia mí, pero me vio y decidió cambiar de camino», sigue explicando sobre lo sucedido aquel día. Poco después perdía la pista del animal. «Vi que un rebaño cercano de ovejas seguía tranquilo, por lo que sabía que había pasado de largo, porque si no la ovejas hubiesen salido espantadas», añade.

100 metros antes del rebaño hay una mancha de monte «muy pequeña» en la que Lucas comenzó a dar voces para ver si estaba allí y salía huyendo, pero no aparecía. El cazador tiró entonces unas piedras hacia unos arbustos y, en una de ellas, se movió un espino. Tiró otra, y volvió a moverse. «¡Era el jabalí que estaba esperando a que yo me fuese para salir de su escondite!», exclama el cazador. 

Por fin el suido se arrancó y a unos cincuenta metros de distancia el cazador le disparó de forma certera. «Tenía una boca espectacular», dice sobre el emocionante momento en el que fue a por el animal. «Me olvidé completamente de la cámara», confiesa Domínguez.

Este es el vídeo de cómo el jabalí encuentra la cámara del cazador y la destroza:

¿Tienes una historia que contarnos? ¡Cuéntanosla y podrás ganar munición gratis!

El perfil de Facebook de jaraysedal.es está a punto de alcanzar los 800.000 seguidores. Por ello, la revista de caza más leída de España, ha organizado un concurso para celebrarlo. 

Solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos grandes, curiosos o extraños que les acompañe una buena historia. Si has cazado un animal inusual o el lance o la historia que lo rodea fue única, ¡cuéntanosla! Puede que ganes ¡más 100 euros en munición metálica para tu rifle!* Te contamos más detalles aquí.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here