fbpx

Caza un jabalí de 140 kilos que tenía atemorizados a los vecinos de una urbanización de Barcelona

Este cazador narra cómo se hizo, el pasado viernes, con un tremendo jabalí en una urbanización de Barcelona. El animal había atacado a dos perros y tenía atemorizado al vecindario.

jabali urbanizacion
El enorme jabalí abatido por Valentín. © V. S.

El cazador catalán Valentín Sainz, natural de la localidad de Olivella, abatió el pasado viernes un monstruoso jabalí de 140 kilos de peso que estaba sembrando el pánico entre los habitantes de la urbanización BlauMar, ubicada en las cercanías de la playa del Faro de Vilanova. El animal había herido, semanas antes, a dos perros de este lugar que tuvieron que ser llevados al veterinario para sanar sus heridas, hecho que llevó a la presidenta de la urbanización a solicitar unos permisos de espera por daños para tratar de cazarlo.

Así dio con este tremendo verraco

Otra imagen del jabalí abatido por Valentín. © V. S.

Valentín explica que, en una primera noche de espera, tuvo la oportunidad de abatir hasta cuatro ejemplares de mediano tamaño que «entraron con facilidad al puesto». «Uno tras otro, fui abatiendo las piezas, y ya me llamó la atención que una de ellas tenía unos colmillazos en la zona de la paletilla; luego me percaté de que eran fruto del jabalí que cazaría más tarde», relata.

Una espera con escopeta. A la noche siguiente, Valentín Sainz dio con el gran macho que había sembrado el pánico en la urbanización. Iba armado con una escopeta, ya que con rifle no estaba permitido y además era un tiradero «muy corto», explica. «Conté 27 jabalíes esa primera noche. Duermen alrededor de la urbanización y no tienen miedo a nada», añade.

La mole de 140 kilos entra al puesto a pesar del ruido. Sobre las 20:45 horas de la noche se presentó el gran macho en el cebadero, algo que aprovechó el cazador. «Tan acostumbrados están al ruido, que cargué delante de él la escopeta, que la tenía sin bala. Me gruñó, se metió en el bosque y volvió a salir a los pocos segundos», explica.

El jabalí anduvo unos 200 metros. Tras el certero disparo del cazador con su escopeta, éste anduvo unos 200 metros y terminó cayendo en una zona ajardinada de la urbanización. «Tuve que llamar al vigilante de seguridad de ésta y a un compañero para que me echasen una mano a sacarlo del lugar», señala. «Es increíble que haya un animal de esas dimensiones en una zona urbanizada, en la que se paseaba a sus anchas. La gente estaba incluso acostumbrada a verlos por allí», asegura.

La mejor historia de caza en Jara y Sedal será premiada con este magnífico pack Beretta

premio a la mejor historia de caza

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico pack Beretta compuesto por una mochila, unos cascos de protección, un paraguas y una bolsa para portar tu munición.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te damos todos los detalles del concurso.