fbpx

Recopilación de caza de jabalí con semiautomática del 12 en Cazaflix

Esta recopilación de lances en batidas de jabalí con escopeta en Turquía es la excusa perfecta para sentarte en el sofá y pensar en los días de caza que están por venir.

batidas de jabalí

Ahora que la temporada toca a su fin seguro que hechas de menos pisar un poco de barro y sentir la entrada de un buen jabalí a tu puesto de batida.

Si quieres calmar tus ansias cinegéticas, entra en Cazaflix, porque te ofrece de forma completamente gratuita el siguiente vídeo de caza. Se trata de una recopilación de lances realmente espectaculares de batidas de jabalí en los montes de Turquía. Además, la mayoría de estos lances son con escopeta y a muy corta distancia sobre enormes cochinos por lo que la emoción está garantizada.

Si quieres comprobar como se caza en batida en el país otomano, entra en Cazaflix y disfruta.

Caza el cochino de su vida en Turquía

El cazador madrileño Chema R. abatió, el pasado 15 de octubre en la zona norte de Turquía (concretamente en Karabuktodo un monstruo de cochino con 230 kilos de peso y 134 puntos CIC de trofeo. Sin duda, es la captura de su vida en una experiencia que quiso compartir con Jara y Sedal.

«Estuvimos seis días en el país y, durante ese tiempo, tuve la oportunidad de cazar un total de trece jabalíes, pero sin duda que este me ha marcado como cazador», confiesa el madrileño. Junto a él, viajaron varios compañeros más y pudieron hacerse con más de una veintena de ejemplares.

batidas de jabalí
Una imagen del tremendo jabalí. / JyS

El rececho dio comienzo «muy de mañana», explica Chema, «sin que todavía hubiese salido el sol». «Llegamos a un pinar muy grande y, rápidamente, lo vimos al final de éste, al lado de un arroyo”, explica el cazador. «Tanto nos dejó acercarnos, que llegamos hasta los 50 metros de distancia», añade el cazador.

«En Turquía los jabalíes son inmensos, de 200 kilos los grandes, pero es que este era todo un monstruo», señala Chema. Ha dado 134 puntos finalmente tras un lance «rápido y sin muchas complicaciones», confiesa. «La verdad que fue más fácil de lo que te puedes esperar de un animal tan viejo y de estas características», admite el cazador. «Nos dejó meternos encima de él prácticamente» con su rifle Blaser R8 y utilizando una bala Norma Plastic Point de 180 grains.