fbpx

Caza un gran corzo de 14 puntas tras pasar toda la cuarentena soñando con él

Este joven había «fichado» durante la cuarentena un espectacular corzo en su coto social de Guadalajara. Aunque los precintos llegaron tarde, el pasado 14 de junio logró abatirlo.

El cazador alcarreño Javier Cortijo, de 31 años de edad, abatió el pasado domingo 14 de junio «el corzo de su vida», como así define al cérvido de 14 puntas y «casi 160 puntos según el taxidermista» que abatió en el coto social de su pueblo, en la provincia de Guadalajara.

Jara y Sedal ha hablado con este joven cazador, que ha narrado todos los detalles de un lance único y que no olvidará jamás. «Este año nos dieron los precintos tarde, y por eso la espera me hizo salir en numerosas ocasiones al campo a poder ver y sentir lo que allí había», relata el cazador a este medio.

El día 1 de junio los directivos del coto les entregaron los precintos y ese mismo fin de semana Javier salió en la búsqueda de este corzo que ya tenía visto: «No hubo suerte aquel día», dice, por lo que tocaba esperar al domingo siguiente, el día 14 de junio. Acompañado de su amigo Óscar, Javier se dispuso a recechar a este animal único desde bien temprano, ya que salió de casa a las 5:30 de la mañana.

Javier había localizado días antes al gran ejemplar. / J. C.

Un lance a 90 metros

«Madrugamos aquella mañana como viene siendo habitual en el rececho del corzo. Empezamos a andar por el camino recechando y, al bajar una ladera, no lo vimos; pero al subir para arriba, preguntándonos cuándo lo volveríamos a ver, salió», explica. Fue entonces cuando se fueron acercando hasta unos 90 metros de la pieza y, sin pensárselo dos veces, Javier metió en el visor a este cérvido y disparó con su rifle Blaser R93 Luxus.

«El disparo impactó en el codillo, pero el animal salió corriendo unos 40 o 50 metros», asegura. Al haberlo perdido de vista, utilizó sus perros para pistear al animal: «No hizo casi falta, porque el tiro fue certero y cayó a esa distancia, dimos con él enseguida», comenta el cazador.

Al cobrarlo, llegó la sorpresa

Más imágenes del gran animal. / J. C.

Al cobrar la pieza, llegó la sorpresa: «Aunque era joven, tenía 14 puntas, todo un espectáculo de animal. Además, el taxidermista me ha dicho que podría dar 160 puntos y que, de haber aguantado dos años más, hubiera sido un animal tremendo», asegura.

«Lo más importante del día, más allá del corzo, es haberlo cazado junto a mis amigos. Hay mucha gente que sale a cazar por cazar, pero aquí salimos a disfrutar del lance, luego desayunamos todos juntos y echamos un día campero: eso es lo que más me llena», concluye el joven.

Jara y Sedal y Excopesa premiarán la mejor historia de caza con unos prismáticos Minox

Jara y Sedal y Excopesa premiarán la mejor historia de caza con unos prismáticos Minox

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal puede premiar tu historia gracias al concurso que acaba de lanzar junto a ExcopesaSi tu historia es elegida, puede que ganes unos magníficos prismáticos Minox X-Lite 8×42.

Para optar a ellos solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.esy el de Excopesa (@Excopesa). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.

Deja una respuesta