fbpx

Una cámara de seguridad graba el robo de dos galgos de un cazador a plena luz del día

Las imágenes muestran cómo dos hombres se llevan dos perros de caza de una perrera en San Clemente (Cuenca). Jara y Sedal ha hablado con el dueño, que ha presentado una denuncia por robo.

Javier Fernandez-Caballero

Minuto y medio. Ese es el tiempo que tardaron dos individuos en llevarse dos de los perros en unas imágenes que ya son virales. Según ha confirmado a Jara y Sedal el propio dueño de los perros, Francisco Martínez, las imágenes fueron grabadas el pasado 17 de agosto a las 15:05 horas en las cercanías de la localidad de San Clemente (Cuenca).

La escena quedó registrada en una cámara de seguridad que grabó todo y cuyo vídeo ya está en manos de la Guardia Civil, tal y como confirma a este medio el dueño de los perros. «Lo primero que hice fue denunciar el robo y entregar el vídeo a las autoridades», asegura Martínez.

En la filmación se puede ver cómo dos individuos se acercan a la perrera y se detienen frente a su puerta. Rápidamente entran y seleccionan una perra y una cachorra. «Sabían a lo que iban. Buscaban cachorros, y como vieron que la perra era su madre dedujeron que sería buena», comenta Francisco.

La galga intentó escaparse, sin éxito

En el vídeo se puede ver cómo algunos de los galgos huyen mientras la perra que apresaron forcejea con uno de los asaltantes inútilmente. «Se los llevaron durante 400 metros hasta meterlos en un coche todoterreno», reconoce Martínez a Jara y Sedal.

La grabación se ha vuelto viral en las redes sociales, donde muchos galgueros han mostrado su indignación por el grave problema que supone el robo de perros de caza, una práctica demasiado habitual que además suele suponer un final trágico para esos animales, que acaban con el chip arrancado y abandonados en su mayoría.

Roban diez perros a un cazador tras competir en San Huberto: «Estoy destrozado»

perros cazador
Los perros robados a Francisco Trejo Pineda. / F.T.P.

El cazador extremeño Francisco Trejo Pineda denunció hace unos meses ante la Guardia Civil el robo de hasta diez de sus perros de caza en el terreno particular en el que tiene instaladas sus perreras en la localidad pacense de Quintana de la Serena.

«Estoy destrozado. Los perros no son mi profesión, pero es como si lo fueran. Vivo por y para ellos, son mi gran pasión… no tengo palabras para describir el momento que estoy atravesando», confesó a este medio Trejo. Te lo contamos aquí.