Caza un gran jabalí en mano y con escopeta en la Sierra de Huelva

Comparte con tus amigos










Enviar

«Me han dicho que puede ser medallable. Aunque no era demasiado grande, tenía 9 centímetros por fuera en un colmillo y en el otro 7», explica Mario Márquez Delgado a Jara y Sedal tras cazar un gran navajero en mano y con escopeta el pasado domingo. 

8/2/2019 | Redacción JyS 

jabalí
Ocurrió el pasado domingo 3 de febrero en torno a las 10:00 horas de la mañana. / Mario Márquez

Sucedió el pasado domingo 3 de febrero en plena Sierra de Huelva –concretamente en el municipio onubense de Puerto Moral– donde Mario Márquez Delgado consiguió cazar en mano y con escopeta un gran jabalí con dos relevantes «navajas». 

El cazador ha explicado a Jara y Sedal que sobre las 10:00 horas de la mañana él y un amigo que habían decidido tratar de cazar algún jabalí junto a sus perros vieron al gran ejemplar. «Íbamos andando hacia adelante cuando al momento escuchamos algo. ¡Venía el gran jabalí de la fotografía hacia nosotros!», explica Márquez. 

Ante la sorpresa de haber levantado tan rápido un gran navajero, Mario primero dejó disparar a su amigo, «pero falló en los dos tiros», relata. El compañero le dio la escopeta entonces a Márquez y este sí acertó. «El animal se metió en un vallado, pero al final lo encontramos». 

No fue el único jabalí que cazaron esa mañana

Además del gran navajero que Mario consiguió abatir con la superpuesta Lamber de calibre 12 que siempre le acompaña, esa mañana los cazadores tuvieron la oportunidad de abatir otro, aunque de menor envergadura. 

Del primero dice que «aunque no era demasiado grande, tenía 9 centímetros por fuera en un colmillo y en el otro 7», lo que posiblemente eleve la puntuación del trofeo por encima del límite de los ya considerados «medallables». 

Otros jabalíes a destacar esta semana

Esta misma semana Jara y Sedal también se hacía eco de otro gran jabalí abatido en León por «Julito», un rehalero que se salvó de milagro del ataque del suido. Ocurrió en San Martín de la Falamosa -localidad que forma parte del municipio de Las Omañas, en la provincia de León-. «El jabalí me pinchó en la pierna, aunque por fortuna y por milésimas de segundo no me llegó a herir», narró a este medio el rehalero. Le rasgó el pantalón, «que era de tela dura».

Cristofer Fuerte López, un joven de 30 años que apenas lleva cinco o seis practicando la caza mayor, también abatía el pasado domingo un gran jabalí. En este caso el que fuera el mejor que jamás se haya cazado en la finca «El Zarzoso», en Villar de Olalla (Cuenca). 

También durante el pasado fin de semana el cazador Ángel Pérez abatió un enorme jabalí que no paraba de correr después de alcanzarle «en la caja» con los tres tiros del calibre .30-06 Springfield que le lanzó. Sucedió en los alrededores de la localidad zamorana de Cubo de Benavente, concretamente en una finca en la frontera entre las provincias de Zamora y León.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here