Braco de weimar

Comparte con tus amigos










Enviar

El braco de Weimar o weimaraner es una raza de perro no muy conocida para la caza en Espa√Īa. En este art√≠culo analizamos todo sobre sus caracter√≠sticas f√≠sicas, car√°cter, cuidado y adiestramiento.

9/7/2018 | Redacción JyS

Braco de Weimar./ Archivo JyS
Braco de Weimar./ Archivo JyS

Lo primero que encontraremos, si buscamos informaci√≥n sobre el origen del braco de Weimar, ser√° una pol√©mica existente y una gran confusi√≥n sobre el tema. Esto es as√≠, en parte, por el exceso de celo con el que fueron guardados sus secretos por la realeza alemana y las clases sociales m√°s altas, siendo, a finales del siglo XX desconocida a√ļn para el pueblo alem√°n. Se barajan varias teor√≠as, entre ellas la de que pudieran proceder del cruce entre pointer blanco y perro de rastreo, tipo San Huberto y bloodhounds, pero la m√°s aceptable dice que el weimaraner proviene del perro de San Huberto y de cruce entre braco alem√°n, pointer y dan√©s azul.

Origen e historia del Braco de Weimar

Los primeros weimaraner de pura raza conocidos datan de finales del siglo XVIII en Weimar, Alemania, y eran propiedad del gran duque Karl August, √°vido aficionado a la caza mayor, que, tras su primer encuentro con estos canes de extra√Īo pelaje ‚Äďseguramente procedentes de la Corte de Luis IX‚Äďmientras cazaba en la finca del pr√≠ncipe Averspeg de Bohemia, qued√≥ gratamente sorprendido y decidi√≥ desarrollar la raza para su propio disfrute, estableciendo una estricta selecci√≥n y control sobre sus perros de cr√≠a y cachorros. Esta actitud fue imitada por el resto de la nobleza, de tal forma que el weimaraner fue una raza pr√°cticamente inaccesible; se cre√≠a que el cazador medio no ten√≠a categor√≠a para apreciar las superiores habilidades de la raza.

La historia del weimaraner, como tambi√©n se le conoce, es realmente intensa. Como datos puntuales, y para abreviar un poco, diremos que el primer Club de este perro de color gris rat√≥n, el alem√°n, se forma en el a√Īo 1887. En el momento en el que la caza mayor disminuye, durante la segunda mitad del siglo XIX, el weimar pas√≥ a ser un cazador de menor, un perro de muestra. En 1935, los clubes alem√°n y austriaco redactaron el primer est√°ndar oficial y a partir de ah√≠ nacen criadores consagrados como los afijos Wulssriede o Vom Zenthof (hoy d√≠a todav√≠a presentes en grandes l√≠neas de sangre). La posterior llegada del weimaraner a Estados Unidos sucede en 1928, y en las d√©cadas posteriores a 1960 entran en el Reino Unido.

Algunos especialistas observan la existencia del braco de Weimar con anterioridad a la segunda mitad del siglo XVIII, a trav√©s de esculturas, pinturas, grabados e incluso ciertas leyendas (aspecto m√°s enigm√°tico de la raza), como su relaci√≥n con Diana ‚Äďdiosa cazadora para los romanos‚Äď a la que se ha retratado en la pr√°ctica cineg√©tica junto a sus m√≠ticos perros plateados que parecen coincidir bastante con la descripci√≥n del weimaraner.

Se pueden ver distintas estatuas de perros con un enorme parecido a nuestra raza en la entrada al castillo de Chantilly y en la fuente de Diana en el castillo de Fountainebleau, en Francia, siendo ambas las de m√°s antig√ľedad (cuyo origen se remonta a 1650), adem√°s de los moldes en los archivos de Val d¬īOsne. Aqu√≠, en Espa√Īa, podemos verlas en la plaza de Santa Ana  de Madrid y en Canarias; en Brasil en una de las plantaciones de caf√© mas antiguas, en Fazenda Secretario, en Vassouras y tambi√©n hay conocimiento de alguna m√°s de estas esculturas en Chile y Argentina.

El braco de weimar es una de las razas de perros de muestra alemanes m√°s antiguas, criada con pureza desde hace m√°s de un centenar de a√Īos. 

Origen del weimaraner en Espa√Īa

La validaci√≥n de la raza weimaraner en la Real Sociedad Canina de Espa√Īa tuvo lugar en 2015, en el Grupo 7 de Perros de muestra. Si nos fijamos en los pedigr√≠es que hoy d√≠a circulan por nuestro pa√≠s nos daremos cuenta enseguida de la influencia que ha tenido la cr√≠a en otros pa√≠ses como, evidentemente, Alemania y EEUU a la cabeza de la lista, pa√≠ses en los que la raza tubo un gran auge, Francia con un importante n√ļmero de importaciones y la tambi√©n destacable influencia de la crianza realizada en Holanda, Argentina y Portugal. Estos pa√≠ses fueron la cuna de nuestros perros, siendo Alemania el mercado m√°s completo en cuanto a su sistema de selecci√≥n, seguida de cerca por EEUU, Francia, Suecia y B√©lgica.

Características físicas

Es la parte que menos suele interesar. Para los que buscan un breve resumen sobre el tema, se recomienda que lean al menos el aspecto general y las proporciones que, combinados, describen la forma de la raza. ¬ęLa anatom√≠a es la primera estructura del arte¬Ľ. Leonardo da Vinci fue quien hizo esta afirmaci√≥n; y es que entender los componentes del cuerpo es mejorar su habilidad (funci√≥n). Por ello se deben buscar ejemplares bien formados para evitar movimientos torpes y no atl√©ticos y falta de resistencia o energ√≠a. Muchos de estos problemas que dificultan el desempe√Īo de su trabajo en la caza suelen apreciarse en animales mal formados. El est√°ndar morfol√≥gico nos ofrece mucha informaci√≥n, desde el car√°cter y tipicidad, hasta las faltas y taras no permitidas en la raza.

Morfología del braco de Weimar. /Shutterstock
Morfología del braco de Weimar. /Shutterstock

Cuerpo

Perro de caza de talla mediana a grande. Adaptable al trabajo, de formas bellas, nervudo con una fuerte musculatura. El macho y la hembra presentan caracter√≠sticas sexuales claras. Relaci√≥n de 12 a 11 entre longitud del dorso y altura de la cruz. La longitud desde la punta de la nariz hasta la depresi√≥n fronto-nasal es mayor que desde dicho punto hasta la protuberancia occipital.

Pelo y color

Puede tener pelo corto o pelo largo y su color no es solo el popular plata que tanto llena la vista, en realidad son tres las tonalidades de color gris que puede tener, cervato (beige claro), ratón (gris oscuro) y plata (gris claro). Manchas blancas de poca magnitud están admitidas en la raza, en el pecho y en los dedos.

Ojos

El weimaraner posee la particularidad de que sus ojos deben cambiar de color pasado el cambio de dientes siendo el tr√°nsito de un azul cielo a un tono √°mbar m√°s o menos claro.

Car√°cter del braco de Weimar

Podemos hablar de lo que encontraremos en cualquier descripci√≥n de la raza o podemos describir, con pocas palabras, la esencia m√°s pura del weimaraner. Aquellos que tienen la oportunidad de disfrutarla nos hablar√°n de su desbordante apego y devoci√≥n, siempre atento a nuestros deseos, la energ√≠a incansable que pueden llegar a tener, su rebeld√≠a y testarudez compensada por un f√°cil adiestramiento; un animal que se muestra noble compa√Īero para toda la familia, a la vez que protector de √©sta y de todas sus propiedades.

Entrenamiento del braco de Weimar

Resulta bastante indignante ver c√≥mo en cualquier lugar encontramos el est√°ndar de morfolog√≠a pero no tenemos tanta facilidad para encontrar el est√°ndar de trabajo, de suma importancia y que, traducido del alem√°n, nos dice lo siguiente : ¬ęEl estilo del braco de Weimar es toda una forma de cazar. Un conjunto armonioso que al√≠a la seriedad con la eficacia. El contacto con el conductor es permanente¬Ľ.

Inteligencia

Tampoco se habla demasiado de la inteligencia del braco de Weimar, que l√≥gicamente es determinante para su entrenamiento. Este ocupa el puesto 21 en la lista de inteligencia de los perros, elaborado por el investigador neuropsicol√≥gico Stanley Coren, en el grupo de perros que necesitan entre 5 y 15 repeticiones de ejercicios para memorizarlos. Muy por delante de otros perros que se utilizan para la caza como el Braco Alem√°n (puesto 44) o el Pointer (puesto 43). 

Galope

En la andadura del weimaraner, el galope puede ser entrecortado, por momentos al trote si este es suficientemente en√©rgico para no apagar la impresi√≥n general. Un perro en√©rgico regular√° su andadura en funci√≥n del terreno y de las emanaciones que le llegan, pero debe siempre causar la impresi√≥n de una b√ļsqueda activa.

Cabeza

Su porte de cabeza, muy ligeramente bajo la línea del dorso, tiende a bajar más cuando las emanaciones le indican la proximidad de la caza. Sus orígenes lejanos le conducen a seguir la pista de la caza mayor, por lo que algunos controles en el suelo son posibles y están admitidos.

B√ļsqueda

La b√ļsqueda de este perro de muestra es met√≥dica, a un alcance de escopeta delante del conductor, extendi√©ndose de un lado a otro del mismo unos 80 metros. El weimaraner se adapta al terreno y a todas las circunstancias, haciendo mucho ejercicio. Su avidez por buscar y encontrar es la que dicta su andadura en general y, por supuesto, su comportamiento. Este perro debe ser eficaz y con estilo para la caza.

Cachorros de weimaraner. /shutterstock

Muestra

La muestra del braco de weimar es una característica de la raza. La toma del punto sería de pie, la cabeza ligeramente bajo la línea dorsal o en su prolongación, la cola bien tensa. Se libera una gran tensión que le empuja a acercarse a algunos pasos de la caza. El weimaraner muestra una gran seguridad al remontar la emanación.

Guía a la orden

En la guía a la orden, este perro de muestra está siempre tenso, aunque en la dirección de la caza, y permanece constantemente prudente.

Cobra

El weimaraner cobra de forma natural la caza en el momento en que su due√Īo le da la orden. Teniendo en cuenta la evoluci√≥n de la raza desde hace unos diez a√Īos, se buscar√°n los ejemplares que muestren unas cualidades superiores en lugar de sancionarlas.

Es muy importante para la raza salvaguardar, respetar y fomentar siempre la tarea para la cual han sido criados y elegidos, seleccionando todas las cualidades innatas que responden al est√°ndar de trabajo y permiten su buen desarrollo como perro de caza.

Entrenamiento para la caza

El braco de Weimar caza siempre a mano adapt√°ndose a todo tipo de terrenos y especies. Su fino olfato desencadena una muestra instant√°nea e infalible ante perdices y codornices, especies por las que siente predilecci√≥n y ante las que se muestra equilibrado, cauto y firme. H√°bil desalojando conejos en la maleza, en la que caza sin miedo, es, adem√°s, un excelente rastreador utilizado en toda Europa y resto del mundo, desde el sur de √Āfrica a Argentina, por su valent√≠a y coraje, bloqueando la pieza hasta la llegada del cazador. Minucioso en la b√ļsqueda, apasionado cobrador, resistente y, sobre todo, entregado.

El desconocimiento crea rechazo y es una raza poco com√ļn entre los cazadores. ¬ęSi un weimaraner resulta buen cazador, es porque no es puro, estar√° cruzado con pointer o braco¬Ľ, se suele o√≠r. Afortunadamente cada d√≠a son m√°s los aficionados que encuentran en √©l un excelente perro de muestra, ajenos a prejuicios y t√≥picos, centrados en el disfrute de la caza en buena compa√Ī√≠a, el weimaraner puede demostrar su alto nivel en comparaci√≥n a otras razas mucho mas populares, sin desmerecer.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here