fbpx

Bergara B15 Forest, un semiautomático para caza en batida y montería

El Bergara B15 Forest es un semiautomático de primera categoría fabricado en España por una firma que se siente orgullosa de la precisión de las armas que produce. Lo hemos probado en calibre .300 Winchester Magnum.

Juan Francisco Paris

Ya lo probamos en calibre .30-06, el otro en que se fabrica. Fue después de que Bergara Rifles lo presentara en 2016, primero en la IWA (Alemania) y días después en Cinegética. Aquella prueba no fue todo lo completa que me hubiera gustado, porque el rifle carecía de visor. Por fin llegó el momento de sacarme esa espinita: esta vez la firma nos ha facilitado un Bergara B15 Forest .300 Win. Mag. equipado con un visor DDOptics 1-6×24 V6 Gen III.

Su estética, tan elegante como sobria, dota al B15 del aspecto de rifle semiautomático clásico. Posee culata ambidextra y delantera de madera de nogal de buena calidad terminada al aceite con picados antideslizantes en los laterales del guardamanos y de la empuñadura de pistola, cuya base está grabada con el logo de Bergara.

La culata termina en una cantonera de goma de color negro y proporciona un encare estándar muy ergonómico e intuitivo. Además, se puede personalizar con unas placas o cuñas –que se suministran como accesorio– entre la empuñadura y el armazón. Tal como viene de serie, el B15 Forest se puede encarar perfectamente tanto con sus miras como con visor.

El B15 Forest está equipado con un cañón de precisión made in Bergara, sub-MOA, y un sistema de disparo fabricado por la marca francesa Verney-Carron. El primero es redondo, de acero al cromo molibdeno y está terminado en negro mate, a juego con el anodizado del armazón. Además, incorpora alza regulable con referencias de contraste de fibra de color verde y guion-punto de mira de fibra de color rojo, pero también está disponible sin miras abiertas. Mide 52 centímetros en los dos calibres en los que se ofrece el B15 Forest.

Alza del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal
Alza del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal

Cargador exclusivo 

El armazón es de aleación de aluminio de alta calidad (Ergal). En el lateral derecho, bajo la ventana de expulsión, encontramos el logotipo de Bergara y la retenida del cargador, diseñado para evitar daños en la punta de la bala; en los laterales posee unas ‘ventanas’ para comprobar los cartuchos cargados, así como apoyo para el dedo para facilitar su carga.

Metálico, extraíble y de tipo petaca, tiene capacidad para almacenar dos cartuchos –más uno en recámara– en una sola fila. En opción, por 89 euros, Bergara ofrece la posibilidad de aquirir cargadores con capacidad para cuatro más uno en recámara.

En el costado izquierdo del armazón se repite el nombre y logo de Bergara y, en línea con éste, encontramos dos mandos más: la retenida del cerrojo, que permite cerrarlo e introducir directamente un cartucho en la recámara si el cargador contiene munición, y una segunda que al pulsarla desbloquea el cerrojo y permite abrirlo, ya que éste se bloquea cuando se cierra y el mecanismo de percusión está armado –si no lo está se puede abrir el cerrojo sin necesidad de pulsarla–.

En la parte superior, el armazón posee cuatro orificios roscados para poder acoplarle las bases del visor, como por ejemplo el carril Picatinny que lleva el rifle que hemos probado. Se llama B15 Rail Ergal y se puede adquirir en opción por 56 euros.

Seguro del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal
Seguro del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal

Muy fiable y preciso

El rifle posee una toma de gases adaptada a los calibres que dispara (.30-06 y .300 Win. Mag.) que, junto con un buen reparto de las masas de las piezas móviles, permite que tenga un retroceso moderado y un funcionamiento fiable, de lo que doy fe –en calibre .300 lo he probado con muchas marcas y pesos de bala distintas–.

El cerrojo está mecanizado en acero de alta calidad y es muy resistente al desgaste. Además, y por seguridad, en caso de que se rompa la vaina, su cabeza rodea totalmente el culote del cartucho. Cabe añadir que, debido a que el arco de guardamontes, la base del cargador y las miras son de material sintético, puede considerarse un rifle ligero para tratarse de semiautomático, pues pesa 3,1 en sendos calibres, además de compacto por sus 107 centímetros de longitud total. Gracias a estas características y a su retroceso moderado, el Bergara B15 Forest permite encarar, disparar y repetir el tiro muy rápidamente.

Durante la prueba del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal
Durante la prueba del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal

Así probamos el Bergara B15 Forest

Tras comprobar que el rifle estaba puesto a tiro lo primero que hice fue cronografiar las municiones Geco y RWS de 165 grains y Norma de 170 grains, pues quería conocer qué velocidad alcanzaban en un cañón corto. En el experimento constaté el moderado retroceso y extraordinario funcionamiento del B15. Para la prueba de precisión empleé la munición Browning BXC, de 185 grains, que en mi rifle ya te recuerda que estás disparando con un .300 Win. Mag.

Ya en mi campo de tiro de Valdemoro, ignorando la máxima «blanco pequeño, error pequeño», pegué en todo el círculo del 10 varios parches de color blanco de 20 milímetros para verlo mejor, porque la retícula del visor –tipo crosshair– tapaba casi el parche del centro.

Lo siguiente fue poner el rifle a tiro, pues con esta munición, más pesada, impactaba bajo, volviendo a constatar que el retroceso del arma, incluso tirando con apoyo y con la bala BXC, es aceptable. Después conseguí una agrupación de seis tiros en 40×30 milímetros. Con un visor con más aumentos habría sido más cerrada: el cañón es sub-MOA.

Tras mi segunda toma de contacto con un B15 Forest pienso lo mismo que de cualquier otro rifle de Bergara: su relación precio-calidad es magnífica. Me iría de montería con este rifle, e incluso con un visor más potente lo utilizaría para recechar. Precisión le sobra.

Prueba del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal
Prueba del Bergara B15 Forest. @Jara y Sedal

Ficha técnica

Tipo de arma: rifle semiautomático.
Calibre:
.300 Win. Mag.
Otros calibres disponibles:
.30-06.
Cañón:
garantía sub-Moa, en acero al CrMo. Paso de estría 1:10. Alza regulable de fibra de color verde y guion-punto de mira de fibra de color rojo.
Longitud cañón:
52 cm en ambos calibres.
Cargador:
metálico, extraíble y de tipo petaca. Capacidad: 2+1; en opción, 4+1.
Caja:
culata y guardamanos de nogal.
Armazón:
de Ergal con 4 puntos de anclaje para las bases del visor.
Seguro:
mando tipo pasador de dos posiciones.
Longitud total:
107 centímetros.
Peso:
3,1 kg.
PVP:
1.159 euros.