fbpx

Así 'espían' los cazadores españoles a las becadas a miles de kilómetros

El proyecto Scolopax Sin Fronteras, del Club de Cazadores de Becada con Perro estudia sus movimientos con telemetría vía satélite y GPS.

becada

La becada es una ave cargada de misticismo que vuelve locos a los cazadores que tienen la fortuna de probar su caza. Jornadas de invierno en lo más profundo del bosque húmedo y el trabajo fino de los perros convierten a la arcea en una de las especies reina de la caza en la mitad norte del país.

Para poder controlar y estudiar sus desplazamientos migratorios, nació en 2006 el proyecto Scolopax Sin Fronteras del Club de Cazadores de Becada con Perro (CCBP). Consiste en el seguimiento de becadas (Scolopax Rusticola) mediante telemetría vía satélite y GPS de tal manera que se pueda conocer cual es la ruta elegida por un ejemplar en concreto y su localización.

Sollube, un ave bajo control

Así se llama la becada protagonista del último post del blog del proyecto Scolopax Sin Fronteras. Se trata de un ave que llegó de la mano de la Diputación Foral de Bizkaia y que equiparon este año en la Reserva de Urdaibai, a orillas del Cantábrico.

Según los datos aportados por el localizador, el 29 de marzo de 2021 se encontraba en el sur de Francia. Tan sólo 24 horas después el emisor marcaba su posición en algún lugar del centro del país vecino, a 150 kilómetros al sudeste de París. Como se puede comprobar en el mapa, el desplazamiento de Sollube desde Urdaibai traza una línea prácticamente recta, con destino final Rusia.

La última actualización es de hace dos días: «el 19 de abril aún estaba en Kaliningrado. Solo se ha movido 80 kilómetros y el 20 de abril ya emitió desde Lituania. Su última posición, ya dentro de territorio Ruso es de 22 de abril en el Óblast de Tver. Está a unos 2.900 kilómetros de Urdaibai y no sabemos si esta será su casa de verano o va a continuar viaje en los próximos días», confirman en el blog.

becada

Otaka, la becada alavesa

A día de hoy, esta es la becada que centra la atención de todos. Es una becada equipada este año en Álava y que sigue emitiendo desde la zona donde fue capturada. «Siempre hemos querido capturar una becada sedentaria. No es la primera vez que creemos que casi lo tenemos y a última hora se va hacia el este.

Lo que sí sabemos es que ha batido el récord de permanencia en la Península: Araba se fue entre el 16 y el 19 de abril; Laguna entre el 4 y el 7 de abril y Okil lo hizo entre el 8 y el 9 de abril. Curiosamente las tres becadas que más han aguantado antes de emprender su migración prenupcial son alavesas. ¿Podemos darla por sedentaria?», acaba preguntándose el autor del blog. Quizá tengamos la respuesta en los próximos días, puedes seguirlo a través de su propia página.