fbpx

Pedro Ampuero caza un soberbio jabalí en abierto y de día con este truco

El conocido arquero Pedro Ampuero ha cazado un enorme jabalí en un rececho en el que lo vio a 600 metros y finalmente consiguió meterse a tan solo 30 de él.

Pedro Ampuero caza jabalí rececho
Pedro Ampuero con el espectacular jabalí. © P. A.

Los retos van siempre de la mano siempre de uno de los cazadores más conocidos de nuestro país, Pedro Ampuero. Sabemos que no todos los cazadores están preparados para un desafío como es la caza con arco en fincas abiertas, pero si te gusta la caza auténtica, a corta distancia y en la que deberás mantener tus nervios a raya, toma nota del vídeo que vas a ver a continuación. 

A través de esta filmación, Ampuero ha compartido el lance con arco a un gran jabalí que ha inmortalizado con su cámara GoPro. El vídeo comienza con el avistamiento de la pieza a unos 600 metros de distancia: «Estoy viendo un guarrazo, es un jabalí brutal. Son las cinco y media de la tarde y ha salido ya. Está sólo comiendo bellotas y tiene un pintón….», narra antes de llamar a sus compañeros Gonzalo y José Luis por si están cerca.

Ampuero opta por cortarle el paso y chistarle

Tras adelantarse a la trayectoria que llevaba el animal, Pedro se topa con él y dispara cuando éste caminaba al paso, si bien intenta que se pare llamando su atención, pero no lo consigue: «He tirado al jabalí. De repente ha aparecido de la nada, a unos 30 metros, le he intentado parar tres o cuatro veces y no lo conseguía. Le he tirado un poco trasero, pero creo que está bien pegado, o al menos me ha dado esa sensación. No lo rastrearé porque el sol está bastante bajo, por lo que me esperaré a mañana», aunque finalmente no se puede contener y echa un vistazo antes de irse, encontrando la pieza abatida.

«¡Vamos!», grita el cazador. «¡Vaya jabalí…!, exclama sobre la pieza. Comprueba que la entrada de la flechaes algo trasera pero que se trata de un viejo macho. «Es el animal que más me apetecía abatir aquí. Un animal a rececho y con arco, algo que solamente puede ocurrir ahora, cuando hay celo y hay bellotas», señala.