Escándalo en la Federación Vasca de Caza: su presidente tendrá que devolver 24.000 euros

¿Lo compartes?

José María Usarraga, que además es vicepresidente del área económica de la RFEC, tendrá que ingresar en las arcas de la Vasca 24.000 euros más los intereses pertinentes. Fueron cobrados durante 2011 y 2012 por el concepto de ‘asignación compensatoria’, según informa Desveda.

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 09.30.39

El laudo arbitral, al que ha tenido acceso Jara y Sedal lo deja claro: José María Usarraga tendrá que reintegrar esa cuantía tras la denuncia interpuesta por cazadores asambleístas de esta federación. Según tiene constancia Desveda, se trata del primer presidente federativo en Euskadi obligado a devolver asignaciones cobradas de manera irregular. En el laudo, el árbitro único designado por parte del Comité Ejecutivo del Tribunal Vasco de Arbitraje Deportivo decreta la obligación de Usarraga de devolver las cantidades recibidas «por ser contrarias a los estatutos federativos». De hecho, los Estatutos de la Federación de Caza de Euskadi solo prevén la remuneración o retribución de los cargos del tesorero y el secretario de la Junta Directiva, entendiendo que los demás cargos, entre ellos el de presidente, son honoríficos.

Estas asignaciones a Usarraga eran justificadas con el argumento de ser «gastos generados en el desarrollo de su cargo o de las actividades de su cargo» por la utilización y puesta a disposición de la federación de un vehículo particular. Gracias a la documentación aportada para el proceso de arbitraje, se ha podido conocer que este coche no es propiedad del presidente, sino que pertenece a una empresa de la que no se ha podido acreditar «suficientemente» el vínculo que mantiene con él.

Usarraga reconoció durante su declaración que presta sus servicios desde un despacho que la Federación Guipuzcoana de Caza –presidida por su hijo– tiene en Donosti, con lo que ni siquiera requiere desplazamientos hasta la sede en Bilbao de la Federación Vasca para sus «quehaceres diarios». Tampoco debe «obviarse», añade el laudo, que el presidente «dispone y ha dispuesto de la oportuna tarjeta Visa personal que permite y le ha permitido cargar distintos gastos por él generados –comidas, alojamientos, gasolina, autopistas, parkings–, sin límite de concepto y cuantía, resultando titular de la cuenta donde se cargan dichos gastos la propia Federación».

Tras este laudo, la ya de por sí deteriorada imagen de un presidente que además ocupa la vicepresidencia del área económica de caza de la Real Federación Española de Caza queda una vez más en entredicho ante la opinión de los cazadores. Quienes después de ver cómo se traslada a la Federación Vasca de Caza la sensación de corrupción, alimentada por el hecho que Usarraga, pese a ser requerido desde junio de 2013 a dejar de cobrar y devolver voluntariamente el dinero cobrado irregularmente los años 2011 y 2012, ha agotado todas las vías legales para no hacerlo, según informa Desveda. De esta manera, esta federación recibirá un ingreso extraordinario de 24.000 euros más intereses y evitará que se le continúe pagando a José María Usarraga, desde el año 2013, 12.000 euros anuales.


¿Lo compartes?

One comment

  1. 0
    Alfonso Rivero says:

    Para que nos hagamos una idea del tipo de gente que está en el organigrama de la RFEC… Qué asco de corrupción… Pero mira, a todo cerdo le llega su San Martín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *