Una cazadora abate un ciervo récord y le llueven los insultos de los animalistas

¿Lo compartes?

Hannah Helmer ha conseguido, con tan solo 14 años, el que probablemente sea el nuevo récord de ciervo canadiense o wapití. Sin embargo, pronto ha tenido que sufrir los insultos por parte de los animalistas. 

13/10/2016 | Redacción JyS

record-de-ciervo-canadiense-2-edit

Es su segundo año como cazadora y Hannah Helmer ya puede presumir de haber abatido el que posiblemente sea el nuevo récord de wapití del estado de Nebraska. “Intenté no pensar en lo grande que era, y apuntar donde debía”, afirma Helmer.

Hannah puede considerarse una afortunada, ya que en Nebraska sólo se han ofertado 111 permisos para abatir un wapití macho y había más de 6.000 solicitantes. A ella le tocó por sorteo uno de esos precintos para el condado de Sioux.

El primer día tras la apertura de la temporada de caza de este animal, Helmer ya tuvo uno a tiro (aunque mucho más pequeño que el que abatió). Pasada media hora “apareció este monstruo a unos 200 metros de distancia”, tal y como relata la protagonista a Omaha.com.

Al verlo, un amigo de la familia que la acompañaba utilizó un reclamo para intentar que el animal aminorase su marcha, fue entonces cuando Hannah disparó su 7 mm.

El tiro fue certero, pero aun así la cazadora efectuó un segundo disparo que hizo que el animal cayera al instante. Al llegar al lugar donde se había desplomado, el padre de Hannah, que acompañó en todo momento a la menor, se dio cuenta de la magnitud del trofeo, que arrojó una puntuación de 428 puntos. Aun así, la familia tendrá que esperar 60 días para homologarlo y conocer definitivamente si sobrepasa el actual récord. Mientras Hannah sigue sin creérselo, según afirma al citado medio, las críticas animalistas no se han hecho esperar.

record-de-ciervo-canadiense

No todo ha sido tan bonito para la familia Helmer, como cabría esperar, ya que después de salir a la luz la noticia, han sido numerosas las críticas. Algunas páginas de Facebook han llegado a afirmar que les “da asco” la sonrisa con la que la niña aparece posando en la foto junto al animal. Hannah Helmer, a sus 14 años, ya ha experimentado en primera persona el odio animalista. 


¿Lo compartes?

One comment

  1. 0
    Hernan says:

    En primer lugar felicitaciones a la cazadora y su padre por apoyarla en algo que a ambos le gusta. No entiendo aesa gente que no entiende de que se trata la caza y el mantenimiento que hace en el ecosistema del ambiente de los animales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *