fbpx

Un zorzal totalmente blanco cae a los pies de un cazador tras estamparse contra una valla

Dos cazadores van a echarle de comer a sus galgos, escuchan el sonido de los zorzales y, cuando se dan cuenta, un zorzal blanco se ha estampado en un vallado que había tras ellos.

Javier Fernandez-Caballero

Lo que al cazador gaditano Jesús Villalar le ocurrió el pasado miércoles 14 de octubre en las cercanías de la localidad de Sanlúcar de Barrameda roza el surrealismo. Villalar iba con un compañero a echarle de comer a sus galgos cuando, en medio del camino que lleva hasta su finca, escucharon cantar a unos zorzales, algo que les sorprendió sobremanera.

Villalar, quien se ha puesto en contacto con Jara y Sedal para explicar lo ocurrido, relata que, en ese momento, vieron cómo un zorzal blanco se estrellaba contra un vallado cercano y caía a plomo. «Nos quedamos sorprendidísimos, con la boca abierta, no sabíamos por qué había ocurrido eso», y mucho más cuando se percataron de que el zorzal que había caído era un zorzal blanco.

«Cuando lo vimos ya estaba muerto por el golpe. No pudimos hacer nada por él», explica este cazador.

Un hecho similar: sale a dar un paseo a su perro de caza y una codorniz cae muerta a sus pies

Sale a dar un paseo a su perro de caza por la ciudad y una codorniz cae muerta a sus pies
La codorniz, sostenida por este cazador. © C.N.

El cazador Enrique Cantero ha hecho llegar a Jara y Sedal una imagen un tanto curiosa: la de una codorniz muerta en mitad de la localidad de Cabra, en la provincia de Córdoba. La encontró el 26 de septiembre mientras paseaba a su perro y ha narrado a este medio sucedió el hecho.

«Fui a las once de la mañana a darle un paseo a mi perro de caza. Enfrente de donde yo vivo han hecho un edificio muy vanguardista con unas cristaleras nuevas y, por lo que me fijé, en la última planta se ve reflejado el cielo en la cristalera. Pienso que el animal iba en migración y se estrellaría contra los cristales», explica el cazador que lo vio caer a plomo contra la calle.