fbpx

Una joven caza un sorprendente corzo en Tarragona

Esta cazadora protagonizó un disparo para enmarcar a un corzo con la cuerna doblada hacia adelante en su coto de Tarragona.

corzo raro

La cazadora catalana Silvia Peña Paul abatió, el pasado lunes 14 de junio, uno de los corzos más raros de esta primavera, ya que tenía su cuerna derecha doblada completamente hacia adelante. Según una teoría de esta cazadora, que hizo el rececho en la provincia de Tarragona, esa rareza podría ser fruto de un traumatismo provocado por una pelea con otro corzo que la propia Silvia también tenía controlado y que también tiene en similares condiciones su cuerna.

«Llevaba controlando a tres machos durante varios meses, y justamente dos de ellos aparecieron con sus cuernas dobladas. Podría deberse a una falta de nutrientes en la alimentación del terreno que, unida a la pugna entre ellos, propició la rotura de sus defensas», explica Peña en declaraciones a Jara y Sedal.

Un largo disparo para alcanzar a uno de los machos de cuerna «doblada»

Al atardecer del pasado 14 de junio, la cazadora se dirigió a su coto en la provincia de Tarragona donde tenía controlados a estos tres ejemplares, «que se comportaban de forma muy esquiva». Aún así, había conseguido incluso filmar a uno de ellos en vídeo.

«Cuando estaban con borra estaban los tres bien. Al volver a verlos sin ella, vi que éste tenía una herida en la cuerna derecha, y el otro también la tenía rota, por ello no tenía duda: se habían peleado y habían sufrido esas roturas», explica Silvia.

Un disparo a 500 metros. Aquel día de rececho «me costó mucho llegar al animal, porque siempre que me veía, salía huyendo». Por eso, decidió ponerse lejos: «Había un sitio desde una roca en la que lo había estado mirando y no me divisaba, por lo que me situé en ese lugar y estuve un buen rato esperándole». Finalmente, sobre las 21:00 horas de la noche, apareció en escena.

Otra imagen del corzo. © S. P.

«Fue bastante complicado meterlo en el visor, porque en el prado en el que estaba, se encontraba muy tapado y, en el último rincón de esta zona, pude dispararle». El animal cayó al instante y la alegría de la joven al cobrarlo fue «inenarrable». Había conseguido dar caza a uno de los corzos más peculiares de toda la temporada.

El raro animal, desde otra toma. © S. P.

El equipo utilizado. Para el lance, la cazadora usó un rifle Sauer S100 Pantera con balas Hornady de 143 grains.