La Guardia Civil ha detenido a dos personas y está investigando a una tercera por la venta ilegal de cachorros por toda España en el marco de la operación ‘Pupicas’.

En total, se han practicado dos registros en Cantabria, en un domicilio y en una parcela rural con una pequeña nave donde se han rescatado un total de 46 cachorros de perros y se ha intervenido numerosa documentación.

© Guardia Civil

La operación arrancó cuando la Guardia Civil recibió diferentes denuncias por parte de particulares que, tras la compra de los cachorros a través de internet, recibían a los perros con diferentes enfermedades que provocaban el ingreso en centros veterinarios y, en algún caso, la muerte del animal.

Por tal motivo, la Guardia Civil estableció contactos con el Colegio de Veterinarios de Cantabria y comenzó una investigación para aclarar lo sucedido. Se trata de una intervención recogida en las actuaciones contra el maltrato animal que lleva a cabo la Guardia Civil de Cantabria desde el pasado uno de junio, enmarcadas en el Plan de Ocio responsable.

Venta por Internet con documentación falsa

© Guardia Civil

Los agentes han podido comprobar que los ahora detenidos publicitaban la venta de los cachorros por Internet. Para ello aportaban cartillas sanitarias del Colegio de Veterinarios de Cáceres y Badajoz falsos y vacunaban a los animales sin ningún tipo de supervisión profesional. Además, las ventas se formalizaban sin factura.

En la fase de explotación se han llevado a cabo dos registros en los que se han rescatado un total de 46 cachorros: dos chihuahuas, 16 caniches, seis bordercollies y 22 teckel. De la misma manera, se han intervenido diferentes cartillas sanitarias falsificadas del Colegio de Veterinarios de Cáceres y Badajoz, vacunas y jeringuillas con aguja, así como diversos medicamentos y un sello que se utilizaba para el sellado de la referida documentación.

© Guardia Civil

Fuentes de la Guardia Civil han detallado que ha sido detenida una pareja, de 35 y 36 años de edad y residentes en la localidad de Castro Urdiales. Además, también se investiga a otra mujer, como presuntos autores de los delitos continuados de maltrato animal, intrusismo profesional, falsedad documental, blanqueo de capitales y grupo criminal.