fbpx

Los depredadores de la perdiz roja (Alectoris rufa) ¿Quién se las come?

La perdiz roja tiene que hacer frente a más de 40 depredadores en España. ¿Cuáles son? ¿Cómo actúan? ¿Cuál es el más dañino para la especie?

Perdiz roja junto a sus polluelos. ©Shutterstock

La perdiz roja (Alectoris rufa) es una especie que está expuesta a los ataques de depredadores durante toda su vida. Incluso antes de haber nacido. Muchos son los animales que encuentran en la patirroja la presa perfecta para llenar su estómago. Por este motivo, el control regulado de esos depredadores es fundamental para garantizar la conservación de la especie.

Aunque la principal amenaza para la perdiz roja es la pérdida de hábitat, lo cierto es que si queremos mantener unas poblaciones saludables de esta especie debemos conocer a sus depredadores y actuar sobre aquellos cuyo control esté permitido por la ley.

¿Cuáles son los principales depredadores de la perdiz roja?

Diferentes estudios científicos han constatado que unos 40 depredadores ibéricos consumen perdiz roja en alguna de sus etapas de desarrollo (huevos, pollos o adultos); Yanes et al., 1998, Duarte et al., 2008.
Por orden de importancia podríamos establecer la siguiente jerarquía:
1. Jabalí
2. Zorro
3. Urraca y otros córvidos
4. Perros y gatos asilvestrados
5. Aves rapaces

Depredadores de huevos de perdiz

La temporada de cría es una de las fases en las que son más vulnerables las perdices. Sus huevos pueden ser depredados por córvidos, roedores, erizos, reptiles, zorros, mustélidos, gatos o jabalíes. Recientemente, un grupo de investigadores italianos acaba de publicar un estudio en la revista científica Journal of Zoology titulado ‘The wild boar Sus scrofa as a threat to ground‐nesting bird species: an artificial nest experiment‘ (El jabalí Sus scrofa como amenaza para las especies de aves que anidan en el suelo: un experimento de nidos artificiales), donde demuestra que el jabalí es el principal depredador de huevos de aves que anidan en el suelo.

Aunque el número de animales que atacan a los huevos de perdiz (unos 17) es más reducido que el que lo hace cuando ya han nacido, su impacto es mucho mayor en las poblaciones. Esta es la fase más peligrosa. La razón es obvia, los huevos son completamente indefensos, no pueden escapar, por lo que el depredador ingiere toda la pollada, algo muy difícil una vez que estos han nacido. Por este motivo, y debido a la gran abundancia de jabalí en todo nuestro territorio, podemos decir que esta especie es el peor enemigo de la perdiz.

Depredación sobre pollos de perdiz

Nada más salir del cascarón, los perdigones pueden ser presa cigüeñas, garzas, zorros, mustélidos, rapaces, aguiluchos o ratoneros. En total, hasta 26 depredadores oportunistas les pueden atacar en esta fase (Yanes et al., 1998, Duarte et al., 2008). Aunque están dotados de un mimetismo extraordinario que hace que el camuflaje sea su principal defensa y cuentan con la ayuda experta de sus padres, son blanco muy fácil para aquellos depredadores que los localizan.

Depredación de perdiz adulta

Las perdices adultas aún mantienen un elevado número de animales dispuestos a convertirlas en su merienda. En total, unas 28 especies diferentes, principalmente aves rapaces. También hay que decir que la captura de perdices por parte de estos cazadores alados es ocasional y no hay ningún depredador que base su dieta en el consumo de la perdiz.

El siguiente vídeo muestra a la perfección la cantidad de enemigos que la perdiz tiene en nuestros campos.