fbpx

Dan una batida de jabalí utilizando como cortadero una carretera nacional

Ochenta cazadores participaron en esta inusual batida por daños para reducir los accidentes de tráfico en esta vía francesa.

Edu Pompa

Hasta ochenta cazadores se colocaron ayer martes 30 de junio en el borde de la carretera nacional RN-141 entre las localidades francesas de Taponnat y Chasseneuil para tratar de abatir a los jabalíes que provocan numerosos accidentes en la zona.

Según han informado medio locales, se cortó el tráfico en ambas direcciones y en el improvisado cortadero los cazadores fueron capaces de abatir seis jabalíes.

La inusual batida comenzaba a las 7 de la mañana bajo el liderazgo de Samuel Soury, el líder de una de las sociedades locales de caza de la zona quien consiguió movilizar a los 80 cazadores que acudieron a la jornada.

Un tramo con más de treinta accidentes al año provocados por jabalíes

«En este sector, lamentamos una treintena de colisiones con vehículos al año», explica al citado medio Julien Ferré, técnico de la Oficina Francesa de Biodiversidad, que acudió a la jornada de control para apoyar en su desarrollo.

«Se mueven según los cultivos, de un campo a otro, se adaptan a todos los entornos», explica el técnico sobre el problema en la zona en la que se sitúa esta carretera nacional de por medio.

Los jabalíes se establecieron allí «porque es una zona muy poco cazada, debido a la proximidad de la nacional». El propósito de la iniciativa, que parece haberse alcanzado, era doble: por un lado abatir cuantos jabalíes fuera posible y por otro ahuyentar al resto de la cercanía de la calzada.

No es la primera vez que los cazadores colaboran en una jornada similar

Cuarenta cazadores y una rehala de perros se movilizaron a finales de marzo de 2019 para dar una batida de jabalíes en las inmediaciones de una autovía en la zona de los Vosgos, en Francia.

Concretamente fue en la RN59 del país galo, cortada para la ocasión desde las 8 de la mañana y en la que se colocaron algunos cazadores. La cacería fue autorizada debido a los daños agrícolas y los accidentes de tráfico que los jabalíes habían provocado en la zona.

La batida duró una hora y media y fue autorizada «debido a la importante proliferación de la población de jabalíes y al daño causado por ellos en la autovía», señaló la Jefatura comarcal que dio el visto bueno para la jornada cinegética alrededor de Etival-Clairefontaine.