fbpx

Estos son los cazadores que no podrán ir a otras comunidades a cazar durante el puente de Los Santos

Los cazadores que se encuentren en estas comunidades autónomas no podrán abandonarlas para cazar en otra región durante el puente de Los Santos.

Javier Fernandez-Caballero

Castilla-La Mancha y Castilla y León han acordado cerrarse perimetralmente hasta el día 9 de noviembre, decisión adoptada tras la reunión mantenida en Ávila por sus dos presidentes autonómicos, Emiliano García-Page y Alfonso Fernández Mañueco junto a Isabel Díaz Ayuso. La líder madrileña se ha limitado a aceptar estudiar el cierre «por días».

Por tanto, los cazadores que se encuentren en estas comunidades autónomas no podrán desplazarse a otras en los próximos quince días -con la excepción de Madrid, que se especificarán los días exactos próximamente-, caso de los cazadores que tengan coto de caza menor o hayan contratado algún puesto en una montería.

Cierre de Castilla y León desde este viernes

Primero era el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien anunciaba en rueda de prensa tras la reunión el cierre perimetral de Castilla y León a partir del viernes, 30 de octubre, a partir de las 14.00 horas.

Así será el cierre en Castilla-La Mancha

De su lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, segundo en tomar la palabra, ha dicho que se tomará la misma decisión «con alguna diferencia» en cuanto a horarios. «Noviembre es un mes diferente, es temporada baja a muchos efectos, y por tanto es un mes en el que podemos estar a tiempo de tomar decisiones para que la temporada alta de diciembre se pueda hacer con más normalidad», ha dicho García-Page.

Ha explicado que este jueves firmará el decreto que permite el cierre perimetral, esperando que los próximos 15 días permitan «combatir la curva».

Madrid propondrá al Gobierno que permitan cerrar comunidades autónomas «por días»

La líder del Ejecutivo de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, era la encargada de cerrar el turno de intervenciones, y ha asegurado que ahora «se abre un nuevo escenario donde Madrid pondrá todo de su parte» en busca de una mejor coordinación.

«Soy consciente de que va a haber muchos desplazamientos. Entiendo a los presidentes –de Castilla y León y Castilla-La Mancha–, pero tengo que defender las medidas de la Comunidad de Madrid, que funcionaban», ha asegurado. Con todo, ha aseverado que propondrá al Gobierno que permitan cerrar comunidades autónomas «por días».

País Vasco, Asturias, Aragón, Navarra y La Rioja ya están cerradas

Estas tres regiones se suman a las de Aragón, Asturias, La Rioja, Navarra y el País Vasco, que ya están cerradas perimetralmente. Esta decisión está derivada del decreto de estado de alarma aprobado el pasado domingo por el Gobierno, que concede a las comunidades la posibilidad de limitar la entrada y salida de sus territorios, es decir, el cierre o confinamiento perimetral del conjunto de la región o una parte de su territorio. La norma contempla excepciones como asistencia a centros sanitarios, acudir a centros educativos o razones labores, entre otras, pero no la caza por no estar aún declarada como actividad esencial por el Gobierno.

Andalucía: la Junta cierra las provincias de Sevilla, Granada y Jaén y 449 municipios

La mitad de la población andaluza -4,3 millones de personas- se quedará sin poder salir de sus municipios, salvo excepciones regladas que se publicarán en las próximas horas en el BOJA. El Gobierno andaluz cierra las provincias de Granada, Jaén y Sevilla y cada una de sus localidades, a consecuencia de la extensión de la pandemia de Covid.

No se podrá viajar entre sus pueblos y ciudades desde las 24:00 horas de este jueves, y hasta el 9 de noviembre. Además, quedan también confinados en sus municipios todas las localidades de la Costa Noroeste de Cádiz, incluido Jerez y Sanlúcar; toda la Sierra gaditana; la Vega de Antequera, y el sur de la provincia de Córdoba

Declarar la caza como actividad esencial, una garantía para la actividad

El mundo rural pide al Gobierno que declare la caza actividad esencial

Hace unos días, más de sesenta entidades representativas del mundo rural suscribieron una carta enviada al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que reclaman la declaración oficial de la caza como actividad esencial. Asimismo, piden al Ejecutivo y sus ministerios competentes (Sanidad, Interior y Agricultura) que confirme de forma urgente que los desplazamientos puntuales de los cazadores son considerados como una de las excepciones a las posibles normativas de confinamiento.

El escrito –acompañado por un informe técnico del catedrático de Sanidad Animal e investigador del IREC, Christian Gortázar– apoyado por entidades que representan a los sectores agrícolas, ganaderos, alimentarios y cinegéticos de nuestro país y recuerda los posibles efectos que tendría la paralización de la actividad cinegética en algunas zonas de España cuando acaba de arrancar la nueva temporada. Y es que los confinamientos y las limitaciones de movilidad que ya están sufriendo muchos cazadores están poniendo en riesgo un gran número de acciones cinegéticas.

Ante esta situación alertan de las graves consecuencias que tendría un descenso significativo de la caza durante los próximos meses asociado a las restricciones por la pandemia: «Ocasionarán sin duda una superpoblación de algunas especies silvestres (conejos, corzos, ciervos, cabras hispánicas, jabalíes…) con consecuencias ambientales, económicas, da salud pública y de sanidad animal nefastas para España».