fbpx

Un cazador de Galicia esculpe un jabalí en un tronco con una motosierra

Este joven motoserrista decidió dar por terminada la temporada de caza de jabalíes tallando un gran macho en el tronco de un árbol recién apeado.

jabalí de madera

El cazador de origen rumano y afincado en Galicia, Florin Vanatoru, es todo un artista motosierra en mano. Crea auténticas genialidades en los tocones de algunos de los árboles que tala en su trabajo como motoserrista. El último día de la temporada de caza decidió hacer una talla de un jabalí que ha encantado a los miles de los cazadores que la han visto.

En declaraciones a Jara y Sedal, Florin Vanatoru ha explicado que pensaba que sería «una buena idea para terminar la temporada de caza, por eso me puse manos a la obra para realizarla» y, tras varias horas de trabajo, el resultado final fue increíble.

Barnizó la figura del jabalí para diferenciar bien todas sus partes

La obra es una talla de un jabalí a tamaño casi real realizada sobre un tocón en las cercanías de Grañas do Sor (Mañón, provincia de La Coruña) a la que incluso ha aplicado barniz, dándole sombreado para diferenciar las partes del macareno; por supuesto, no podían faltar sus blanquecinos y amenazantes colmillos.

La motosierra es parte de su vida, la maneja con total destreza, como así muestran otro tipo de obras que ha realizado previamente:

Setas creadas por el cazador. © F. V.

Estas son algunas imágenes del proceso de creación del jabalí:

Proceso de creación del jabalí. © F. V.

A continuación también te ofrecemos un vídeo con partes del proceso de creación de la talla del jabalí por parte de Florin Vanatoru, algo que ha tenido cientos de reacciones a través de las redes sociales.  

Así es el ‘jabalí’ más grande del mundo

jabalí escultura
Así fue trasladada hace años la escultura. / Foto: FRANCOIS NASCIMBENI/AFP

Miles de personas disfrutan desde hace años y cada día de una escultura gigante de jabalí instalada «como símbolo de paz» en la región de las Ardenas, entre Bélgica y Francia.

La escultura que lleva por nombre ‘Woinic’, salió de Bogny-sur-Meuse –ciudad situada en el norte de Francia- hacia Saulces-Monclin, en pleno departamento de las Ardenas. Fue transportada en un camión y recorrió catorce comunidades hasta llegar a su destino. Te lo contamos en este enlace.