politica de cookies

Las cookies son breves informaciones que se envían y almacenan en el disco duro del ordenador del usuario a través de su navegador cuando éste se conecta a una web. Las cookies se pueden utilizar para recabar y almacenar datos del usuario mientras está conectado para facilitarle los servicios solicitados y que no se suelen conservar (cookies de sesión), o para conservar los datos del usuario para otro tipo de servicios futuros y que se pueden conservar por tiempo indefinido (cookies persistentes). Las cookies pueden ser propias o de terceros.

Existen varios tipos de cookies:

  • Cookies técnicas que facilitan la navegación del usuario y la utilización de las diferentes opciones o servicios que ofrece la web como identificar la sesión, permitir el acceso a determinadas áreas, facilitar pedidos, compras, cumplimentación de formularios, inscripciones, seguridad, facilitar funcionalidades (vídeos, redes sociales, etc.).
  • Cookies de personalización que permiten al usuario acceder a los servicios según sus preferencias (idioma, navegador, configuración, etc.).
  • Cookies de análisis que permiten el análisis anónimo del comportamiento de los usuarios de la web y que permiten medir la actividad del usuario y elaborar perfiles de navegación con el fin objetivo de mejorar los sitios web.
  • Cookies publicitarias que permiten la gestión de los espacios publicitarios de la web.
  • Cookies de publicidad personalizada que permiten la gestión de los espacios publicitarios de la web en base al comportamiento y hábitos de navegación del usuario, de donde se obtiene su perfil y este hecho permite personalizar la publicidad que se muestra en el navegador del usuario.

Revistajaraysedal.es únicamente utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, que en ningún caso tratan datos de carácter personal ni captan hábitos de navegación para fines publicitarios.

Por ello, al acceder a nuestra web, en cumplimiento del artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, al tratar cookies de análisis, le hemos solicitado su consentimiento para su uso, que en todo caso se instalarán pasado un plazo de tiempo prudencial para que el usuario tenga tiempo de decidir prestar su consentimiento o no.

De todas formas, le informamos de que usted puede activar o desactivar estas cookies siguiendo las instrucciones de su navegador de Internet.

5 comments

  1. 0
    Daniel cárdenas perez says:

    El coche de mi padre has la misma puerta embarré. Andando un tocón de Jara pise, mi zapato atravesó y el la planta del pie me lo clavé. Mi padre a una tórtola disparo y en toda la cara me cayó. Al final, recogiendo las abatidas con otra Jara tropecé y la cara me enfangue con la caída. Ahora sigo a la fecha escopeta en mano pero me curo en salud y en vez de ir con el gafe de mi padre, me he curado en salud y me llevó a mi hermano..

  2. 0
    Juan Antonio Fernández says:

    La primera vez que cacé fue un jabalí que bajaba rompiendo monte, casi se me sale el corazón del pecho. Disparé y lo vi caer, como no me lo creía, miré alrededor por si había otro cazador cerca que pudiera haber disparado, pero no había nadie. Ese momento permanecerá grabado en mi mente toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *