Castilla-La Mancha recupera los cotos sociales y da gratis licencias a sus jubilados

¿Lo compartes?

El nuevo anteproyecto de la Ley de Caza también establece la prohibición del lanceo de jabalí y de la modalidad de tiro a pichón o de codornices a tubo, entre otras. Te contamos todas las novedades.

29/7/2016 | Redacción JyS

Castilla-La Mancha presenta el nuevo anteproyecto de la Ley de Caza-EDIT
Martínez Arroyo durante la rueda de prensa donde presentó el Anteproyecto de Ley

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo ha dado a conocer los acuerdos a los que finalmente ha llegado la administración regional con entidades cinegéticas como la Federación de Caza de la comunidad y APROCA, así como también con asociaciones ecologistas y con la Plataforma Contra la Ley de Caza, para modificar la Ley de Caza, la Ley de Tasas y la Ley de Conservación de la Naturaleza.

El titular de la cartera regional de Agricultura ha destacado “el importante esfuerzo de consenso que se ha impulsado desde el Gobierno regional con las partes implicadas con un alto grado de cesión por parte de todos”. Así pues, el documento que ya ha pasado por el Consejo de Gobierno tiene como objetivo, en palabras de Martínez, “hacer compatible la caza con otros usos y actividades en el medio rural, para el disfrute de todos”.

Entre los cambios que se introducen en la Ley de Caza está la reintroducción de la figura de los cotos sociales que el anterior Gobierno había eliminado, así como la figura de las zonas colectivas de caza. Martínez Arroyo ha asegurado que con esta medida apuestan “por la caza social, que no fue prioridad para el Gobierno anterior y que es clave para la caza sostenible”.

Lanceo a jabalí y tiro a pichón, prohibidos

Por otro lado eliminan la posibilidad de practicar modalidades como el lanceo de jabalí, el tiro al pichón –o cualquier otro animal, como codornices- a tubo; llegando incluso a equipararlo con el uso de venenos, que también prohíben expresamente en el documento. Sobre este punto Martínez Arroyo ha manifestado que “no hay ninguna organización representante del sector cinegético que haya puesto ningún problema a estas prohibiciones en este anteproyecto de Ley, sino todo lo contrario, han sido ellos mismos los que nos han pedido que prohibamos estas prácticas”.

Asimismo en el anteproyecto se modifican los requisitos para establecer terrenos acotados, con el fin de facilitar la tarea en aquellas zonas que por el carácter minifundista de la propiedad de la tierra resultara complicado su aprovechamiento cinegético. Así se eliminan trabas administrativas para el ejercicio de la caza y se establece una mayor regulación de los cotos.

Por otro lado, se establecen las ‘Memorias Anuales de Caza’ que se incluyen dentro de los registros públicos con el objetivo de alcanzar una mayor transparencia sobre el ejercicio de la caza.

Y la última medida a destacar que establece este anteproyecto es la modificación de la Ley de Tasas y Precios Públicos de Castilla-La Mancha para otorgar la licencia, tanto de caza como de pesca, de forma gratuita a aquellas personas que estén jubiladas.

Por último, Martínez Arroyo ha apelado también al consenso por parte de todos los grupos políticos, al igual que ha existido en la elaboración del texto por parte de las organizaciones implicadas, para que cuando llegue el trámite a las Cortes Regionales se debata y quede aprobada esta Ley a principios del próximo año.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *