Las especies invasoras abren la primera gran crisis del nuevo PSOE

    ¿Lo compartes?

    La decisión de votar en contra de la reforma de la Ley 42/2007 (sobre las especies invasoras) ha generado un profundo malestar también dentro del propio PSOE. Los socialistas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón han protagonizado el primer encontronazo con la nueva directiva de Pedro Sánchez.

    26/6/2017 | Redacción JyS

    Cangrejo rojo / Shutterstock

    Tras un cambio sorprendente y radical de criterio, PSOE se sumó a Unidos Podemos para rechazar en el Congreso el trámite de modificación de la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad presentada por el Grupo Popular a principios de junio. Esta modificación pretendía levantar la condena a la extinción de especies como el arruí, la trucha arco iris, la carpa común o el cangrejo rojo.

    Como ya detallamos la semana pasada, este cambio de criterio ha caído como un jarro de agua fría también en el propio PSOE, que ha encontrado en las especies invasoras el primer gran encontronazo tras la elección de Pedro Sánchez como nuevo secretario general. Fuentes cercanas al partido han confirmado a Jaraysedal.es que las delegaciones del partido en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón se han enfrentado a la nueva ejecutiva después de que Cristina Narbona, su presidenta, impusiera el voto negativo a la reforma propuesta por el PP y por un gran número de representantes del propio PSOE. 

    El choque más grave ha tenido lugar, una vez más, con el PSOE andaluz. Tal y como publica elconfidencial.com, los diputados andaluces llevaban meses trabajando en esta iniciativa que iba a permitir salvar la pesca del cangrejo rojo, vital para la comarca sevillana de Isla Mayor. En este aspecto, tanto el PSOE de Sevilla como el Gobierno de Susana Díaz se habían comprometido ha alcanzar una solución de urgencia.

    El propio alcalde socialista de Isla Mayor Juan Molero, incrédulo, vivió en primera persona las tensiones previas a la votación, donde los diputados andaluces de su partido intentaron salvar la votación hasta el último momento. Finalmente se impuso el criterio de Cristina Narbona, la nueva presidenta y “autora” de la Ley de Patrimonio Nacional y de la Biodiversidad que ahora está condenando a la ruina a miles de pueblos españoles.

    Fuentes cercanas al PSOE han reconocido a Jaraysedal.es que la decisión de votar en contra de la Ley 42/2007 no sólo ha indignado al mundo rural, sino que ha provocado la primera gran crisis en el seno del partido tras la elección de Pedro Sánchez. La enorme ola de protestas generadas la semana pasada provocaron que el partido distribuyera un argumentario entre sus políticos para justificar su cambio de postura, como ya adelantó jaraysedal.es en exclusiva, y se convocara una reunión de urgencia en su sede de Ferraz el pasado viernes para tratar de reducir las tensiones y buscar una salida al grave problema que acababan de provocar con su voto.

    Un acto de traición para los propios socialistas

    Decenas de representantes del PSOE han faltado, de manera involuntaria, a su palabra con los ciudadanos que los votan y esto les ha colocado en una situación muy comprometida que no han perdonado a la nueva ejecutiva del PSOE. Según ha declarado a El Confidencial Juan Molero: “Es un desastre para el sector después de todos los meses que llevamos trabajando. Esto aquí lo hemos vivido como una traición y no del PSOE, no de las siglas, porque hay diputados andaluces que han trabajado mucho para salvar esto, sino de los nuevos dirigentes del partido”. “Bastaba ver las fotos del congreso federal con los ecologistas y el peso que se le dio a estas asociaciones”, resalta Molero, refiriéndose a las imágenes mostradas durante la inauguración del mismo, donde los dirigentes ecologistas –responsables de la sentencia del Surpremo– ocuparon puestos preferentes.

     


    ¿Lo compartes?

    One comment

    1. 0
      manel mas says:

      Eso tenía una solución “sencilla”, con un par y romper la disciplina de partido, como ya hizo el PSC.
      Jamas viviremos en democracia, mientras exista la disciplina de partido y los Diputados con su voto no puedan defender a sus votantes, y le obliguen a votar lo que manda el partido y NO el interés de sus electores.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *