Encuentran un tratamiento para curar perros enfermos de leishmaniosis

¿Lo compartes?

tratamiento-leishmaniosis

Descubren un tratamiento contra la leishmania en perros. La cura para eliminar el parásito, según el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, sería gracias a un sistema sería a través del cual el propio organismo del perro sería el que eliminaría el parásito.

08/10/2015 | Redacción JyS

La palabra “leishmaniosis” no es particularmente conocida en Occidente. -En lo referente al mundo industrializado-. Sin embargo, en muchas partes del globo, la leishmaniosis es alarmantemente común. Para las poblaciones de los países más cálidos, más pobres, la enfermedad es un espectro que recorre su vida cotidiana. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que 12 millones de personas están infectadas con leishmaniosis través de 98 países.

Existe un nuevo tratamiento que ha sido desarrollado en Dioinmune, escisión del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, y permite que sea el propio organismo del animal quien combata la enfermedad. Desde Dioinmune declaran que su descubrimiento supone una novedad y una alternativa totalmente eficaz a los tratamientos actuales, que no consiguen acabar con la enfermedad que puede resultar mortal .

La leishmania es un microorganismo que puede habitar en varios organismos, entre ellos los de humanos y perros. España es un país donde habita este parásito, aunque los casos son más numerosos son de leishmaniosis en perros.

Según sus descubridores, el tratamiento no es tóxico y solo despierta el sistema inmune de forma que pueda defenderse por sí solo. Por el momento el tratamiento –incluyendo la vacuna para la leishmaniosis canina- ha supuesto que un 95% de casos en los que se ha podido ganar la batalla a la enfermedad, que hasta ahora solo se había conseguido paliar el contagio de leishmaniosis.

Cómo funciona la autovacuna contra la leishmaniosis

Desde este organismo explican que la petición de la autovacuna es sencilla y que debe llevar un proceso en el cual lo primero que se deberá hacer es extraer, una vez diagnosticada la enfermedad por un veterinario cualificado, una muestra del ganglio poplíteo que se deberá remitir a la dirección que figura en la propia solicitud mediante los medios que proporciona Dioinmune para su correcto transporte.

Una vez reciben la muestra, la inoculan en un medio que promueve el crecimiento de los parásitos y cuando hay suficiente muestra se procede a desactivar el microorganismo y se somete a un proceso que hace que la respuesta del sistema inmune del perro vaya a ser óptima para la eliminación de la enfermedad. Cada vacuna fabricada es diferente para cada perro, y guardan en el propio laboratorio durante un año una muestra por si hubiera que repetir el tratamiento en tu mascota.

Una vez acabado todo este proceso, recibirás dos vacunas, una para administrársela a tu perro en el momento en el que llega y otra de repetición para suministrarla a los 15 días siguientes a la primera vacuna. Si a tu perro le han diagnosticado leishmania, acude a tu veterinario y solicitad este tratamiento que hasta ahora ha conseguido un 95% de eficacia.

Es una enfermedad parasitaria que puede ser fatal y además se dan casos de leishmaniosis en humanos si no se recibe el suficiente cuidado de la salud. A pesar de su prevalencia, Occidente parece ser relativamente ignorantes de sus horrores.

Las personas con mayor riesgo a contraer la enfermedad son los que viven en las zonas frecuentadas por las especies de flebótomos que portan el parásito. Estas especies pueden vivir en una serie de ambientes muy diferentes; que pueden prosperar en bosques o desiertos o en cualquier lugar cálido. Esto hace que la epidemiología de la enfermedad sea multifacética y muy difícil de controlar.

Cómo se contagia la leishmaniosis

En general, son las naciones más pobres del mundo las que están en mayor riesgo. Esto es en parte debido a la leishmaniosis se basa en el sistema inmune del huésped, este tiene que estar debilitado por la enfermedad o la desnutrición antes de que pueda acabar con la víctima. Además, las condiciones de pobreza, como veremos más adelante, hacen el caldo de cultivo perfecto para los mosquitos.

La leishmaniosis es una enfermedad transmitida por un parásito protozoario de la mosca de arena de aspecto inocente. Al menos hay 90 especies de mosca de arena y alcanza a 20 especies de mosquito leishmania que pueden difundir esta enfermedad.

El ciclo de la infección comienza cuando existen flebótomos en la sangre de un mamífero infectado. A continuación, devuelve el mosquito leishmaniosis a la calidez de un nuevo huésped. Una vez dentro del cuerpo, el parásito se establece dentro de las células inmunitarias del huésped, en concreto los macrófagos.

Los macrófagos están diseñados para matar a los intrusos, pero el parásito leishmaniosis está bien diseñado para evitar su ataque. Los protozoos utilizan bombas de protones para protegerse del entorno ácido dentro de los macrófagos y las fosfatasas ácidas para desarmar a las enzimas del huésped; de esta manera, el parásito Leishmania es capaz de sobrevivir en el más hostil de entornos.

Tipos de leishmaniosis

Debido a la gran variedad de parásitos de Leishmania, la enfermedad en sí tiene una serie de características posibles. En general, hay tres tipos principales de la leishmaniosis, que responden a la siguiente clasificación:

La leishmaniosis cutánea (LC)

CL es la forma más común de la enfermedad y es el origen de su apodo de “come carne”. Las úlceras aparecen en el sitio de la picadura de la mosca de arena, no se curan con facilidad y dejan cicatrices permanentes en la piel. Una de las vertientes de la Leishmaniosis cutánea produce lesiones en todo el cuerpo entero que se asemejan a la lepra. Dos tercios de los nuevos casos se producen en Afganistán, Argelia, Brasil, Colombia, Irán y Siria. Aproximadamente 0,7 millones o 1,3 millones de nuevos casos de Leihmaniosis cu´tanea son contabilizados cada año

La leishmaniosis visceral (LV)

También conocida como kala-azar (fiebre negra), los síntomas incluyen fiebre, pérdida de peso, anemia y agrandamiento de órganos, particularmente en el bazo y en el hígado. Esta variante es fatal si no se trata. La mayoría de los casos se encuentran en Bangladesh, Brasil, Etiopía, India, Sudán del Sur y Sudán. Hay alrededor de 200.000 -400.000 nuevos casos de Leishmaniosis visceral reportados cada año en todo el mundo

La leishmaniosis mucocutánea (ML)

La mucocutánea es la más rara de los tres tipos. Si no se controla, puede destruir por completo las membranas mucosas de la nariz, la boca y la garganta. Sin tratamiento, esta enfermedad es generalmente fatal. Se estima que un 90% de los casos de LD se producen en Bolivia, Brasil y Perú. El número de casos de esta variante de la enfermedad que se producen cada año es desconocido.

Los más afectados por leishmaniosis son los países donde la mayoría de la población vive en la pobreza; junto con la enfermedad de Chagas, el dengue y la enfermedad del sueño, la leishmaniosis se clasifica como una “enfermedad olvidada”. Estas enfermedades desatendidas reciben poca financiación de la investigación. Se consideran “enfermedades de la pobreza.”

En países ricos como EE.UU., la leishmaniosis es increíblemente rara de ver. Con excepción de un pequeño número de casos en Oklahoma y Texas, los individuos con la enfermedad siempre venían de países donde la leishmaniosis es residente. Sin embargo en torno a 20.000 30.000 mueren a manos de la enfermedad anualmente. Otros tantos millones de personas más están marcadas de forma permanente.

Otros tratamientos para la leishmaniosis

Al margen del nuevo proceso descubierto, las opciones de tratamiento son limitadas. La terapia de antimonio pentavalente se considera un tratamiento de prioritaria para los pacientes que sufren de infecciones de leishmaniosis, y la termoterapia es una segunda opción.

La Miltefosina es un medicamento oral que interfiere con la señalización de la proteína quinasa membrana del parásito, se ha utilizado para tratar la enfermedad internacionalmente por muchos años, pero ha sido aprobado para uso en muchos países hace relativamente poco tiempo. Y, mientras que es hasta un 90 % de efectividad, no es un tratamiento benigno -. Su uso en mujeres en edad fértil debe ser cuidadosamente planificado, administrado y monitorizado.

En cuanto a la enfermedad en los perros, la mayoría de los perros que dan positivo para la leishmaniosis son asintomáticos. No tienen lesiones en la piel, no tienen pérdida de peso, y no presentan fallo renal. A pesar de que podría llegar a ser más contagioso en el futuro, los perros asintomáticos tienen menos probabilidades de transmitir la enfermedad que aquellos con sufrimiento notable. Además, la prueba de leishmaniosis devuelve un alto número de falsos positivos. Los expertos en salud pública estiman que aproximadamente el 20 por ciento de los perros sacrificados son, de hecho, inocentes de padecerla enfermedad.

En países como China en la década de 1950, un momento en que más de 500.000 residentes padecían la leishmaniosis. El gobierno determinó que podría suprimir la enfermedad sólo matando al 75 por ciento de los perros en las zonas de alta prevalencia. El personal de control de animales mataros indiscriminadamente perros, mostrasen o no algún signo de infección.

El sacrificio funcionó temporalmente, pero los médicos observaron el rápido aumento de las tasas de prevalencia en los perros que sobreviven sólo cuatro años más tarde. China finalmente logró reducir la carga de la leishmaniosis, pero, hasta la fecha, los expertos en salud pública discuten sobre el papel que jugó al sacrificio de los perros en el proceso. Una de las dificultades para hacer frente a la leishmaniosis es que los protozoos en los parásitos que causan la enfermedad tienen multitud de lugares para esconderse.


¿Lo compartes?

29 comments

    1. 0
      miriamdelatorre says:

      Hola Juanjo, es “individualizada” porque se elabora a partir de una muestra del propio animal infectado. Precisamente por el hecho que sea individualizada, es más efectiva. En cuanto a eficiencia, hasta ahora ha habido muy buenos resultados y un porcentaje muy alto de perros han tenido una buena respuesta, bien, minimizando los síntomas o bien, negativizando la enfermedad. Pero también es verdad que hay un porcentaje de perros que no responde al tratamiento. Lo bueno de este tratamiento es que no genera efectos secundarios, así que…no hay nada que perder!! salvo dinero, claro!

    2. 0
      Reyes says:

      Hola,, juanjo he leído tu comentario y entiendo que no lo creas, pero yo tengo un mastin recogido de un refugio al que se le ha puesto la autovacuna y después de dos años sus resultados de su leismania son que está curado.

      1. 0
        Esther says:

        Tengo un perro con lismanía que se merece todo ,la tiene controlada pero lo peor es que no puedo tenerlo más,por motivos personales y no encuentro quien lo quiera,para mí es una pesadilla,quiero un hogar para el,se lo merece,mi correo es esbec4@ gmail.com,si me podéis ayudar.muchisimas gracias

    1. 0
      miriamdelatorre says:

      Hola Esteban,

      No es posible enviar la autovacuna a otros países. Son muestras biológicas y no pueden enviarse de una país a otro. En caso de estar interesado tendrías que venir a España y que un veterinario te hiciera la receta y le administrara la autovacuna al animal.

    1. 0
      miriamdelatorre says:

      La autovacuna la comercializa Laboratorios Ovejero. Son ellos los que pueden indicarte un precio aproximado. El tfno de Laboratorios Ovejero en Madrid es 91 345 90 22. Puedes llamar sin compromiso, te darán toda la información que necesites, referencias, etc.

    1. 0
      miriamdelatorre says:

      Hola Mamen,

      Puedes llamar a Laboratorios Ovejero (913459022) ellos te informarán de todo. Pero en términos generales, es tu veterinario el que debe tramitarlo, sacar una muestra del animal, enviarlo a Laboratorios Ovejero para que procesen la muestra y generen la autovacuna y después se la enviarían a tu veterinario para que se la administraran al animal en 2 dosis. La autovacuna sólo es para animales que ya están enfermos, así que se puede administrar desde el momento en que tu perro da positivo en la enfermedad, bien por ELISA o por PCR o por IF.

    1. 1
      miriamdelatorre says:

      Hola Maria Jesus Estalayo.
      La autovacuna la comercializa Laboratorios Ovejero. Son ellos los que pueden indicarte un precio aproximado. El tfno de Laboratorios Ovejero en Madrid es 91 345 90 22. Puedes llamar sin compromiso, te darán toda la información que necesites, referencias, etc.

    1. 0
      miriamdelatorre says:

      Hola Carlos,

      En realidad no es nuevo, sólo relativamente. Lleva unos años comercializandose. Probalemente no es muy conocido porque lo desarrolló un laboratorio pequeño que no hizo mucha publicidad, puesto que los medios que tenía no son los que puedan tener las grandes multinacionales. Entre las personas que la han probado, ha habido bastante aceptación y muy buenos resultados en la mayoría de los casos. También es verdad que algunos perros son muy susceptibles a la enfermedad y tienen una respuesta inmunológica muy marcada y no son capaces de superarlo. Pero estos últimos, suponen un porcentaje muy bajo, así que merece la pena probarla.

    2. 0
      miriamdelatorre says:

      Efectivamente Carlos, es sólo “relativamente nuevo”. Ya lleva unos años comercializandose, pero no lo conoce mucha genta porque la empresa que la desarrolló es un laboratorio pequeño que no tiene los medios que tienen las grandes multinacionales para promocionarse. No obstante, ha tenido muy buena aceptación entre las personas que la conocen y la han utilizado. Como he dicho en algún comentario anterior, vale la pena probarla, ya que lo que hace la autovacuna es estimular las propias defensas del animal para que sean éstas las que luchen frente al parásito. La parte positiva es que no presenta toxicidad, ni efectos secundarios. La parte negativa es que hay perros que tienen una respuesta inmunologica muy marcada hacia la susceptibilidad y no logran superarlo. Pero esto es como todo, cada organismo es un mundo y aunque la gran mayoría responden muy bien, siempre hay un porcentaje de animales que no logran mejorar su calidad de vida.

  1. 0
    Paco González says:

    Unos 300,00€. Nosotros lo hemos hecho, aunque hemos tenido que repetir la inyección.

    Nuestro perro reunía requisitos para curarse: 1 año de edad, lehismania detectada de forma muy temprana, fase inicial… funcionó, pero con el tiempo vuelve a salir.

    Como paliativo, es mejor que un lehismanicida porque no es tóxico, con lo que proteges más el hígado y riñones del animal, así que le estás dando vida.

    Pero recomendaría mentalizarse para tratar al perro anualmente.

    La repetición son unos 150,00€.

    A la larga, el coste sale similar al leisguard y el perro vive mejor.

    ¡¡Un abrazo!!

    1. 0
      miriamdelatorre says:

      Yo no sé exactamente el precio, porque aunque hay un precio de base, después cada veterinario cobra lo que cree conveniente. Lo que dice Paco Gonzalez, es cierto. Dado que la autovacuna no tiene efectos secundarios, ni produce toxicidad, es una buena alternativa como tratamiento de la enfermedad porque estás mejorando la calidad de vida del animal sin dañarle otros órganos vitales. Lo que hace la autovacuna es estimular las propias defensas del animal para que sean éstas, las que luchen frente al parásito. Pero como he dicho en otros comentarios, lo mejor es probarlo, porque cada organismo es un mundo.

  2. 0
    Aly says:

    Bn dias a mi perro le detectaron leishmaniosis hace una semana el animalico no tiene ningun sintome no tiene nada afectado el veterinario me recomienda las injeciones que balen 540€ no lo entiendo xq me manda eso si no tiene nada afectado ay otro tipo de medicamento mas barrato?

    1. 0
      Raul says:

      Hola, soy de Ciudad Real y a mi perro le han tratado en la clínica Juan de Avila con resultado positivo, hoy me han llamado para decirme que está curado así que genial y muy contento por ello

  3. 0
    Julio says:

    Lo que empezó a comercializarse en 2013 si no recuerdo mal sigue tres años después, no está mal ¿ya se han recibido los resultados de efectividad y se han publicado para darles difusión internacional? Lo digo por que en 2013 se estaba probando en la UCM si mal no recuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *