Castilla y León establece un plazo en el que se podrán cazar ciervas y corzas sin precinto

¿Lo compartes?

La nueva Orden Anual de Caza de Castilla y León expone nuevos cambios para esta comunidad. Los más destacables son los referentes a las especies de caza mayor que están ocasionando muchos daños a la agricultura y a los ecosistemas. Aquí te los detallamos.

12/6/2017 | Redacción JyS

CORZA
Corzas. / Shutterstock

Debido al alto número de ejemplares de jabalí y corzo, la Administración autonómica ha ampliado el plazo de caza del jabalí y, durante los meses de enero y febrero, ha determinado que se podrán cazar corzas y ciervas sin necesidad de precinto.

Así pues, según la nueva Orden de Vedas de Castilla y León, la temporada de cacerías colectivas (monterías, ganchos y batidas) empezará el próximo domingo 24 de septiembre y se prolongará hasta el domingo 25 de febrero de 2018. Para poder cazar el lobo se necesitará autorización expresa del servicio territorial de medio ambiente de la provincia. Por otra parte, los recechos y aguardos de ciervo podrán realizarse desde el 1 de septiembre.

Además, con el fin de facilitar los trámites, solo tendrán que ser autorizadas expresamente por el servicio territorial aquellas monterías que se celebren en cotos incluidos en la zona donde se lleva a cabo el plan de recuperación del oso pardo, o bien aquellas en las que se solicite la caza del lobo. En el resto bastará con presentar la documentación pertinente diez días antes de su celebración.

Por otro lado, el organizador de este tipo de cacerías podrá colocar los puestos en zonas de seguridad, como son caminos de uso público no asfaltados, vías pecuarias y cauces o márgenes de ríos de menos de tres metros de anchura. En estos casos, se deberá especificar en la documentación presentada ante la Administración y se deberá cumplir la norma de señalización de la cacería.

Por último, en lo que a caza menor se refiere, las fechas para la media veda serán del 15 de agosto hasta el 17 de septiembre, pudiendo variar según la provincia -estas variantes se publicarán en breve-. Por su parte, el inicio de la caza de la tórtola común y la paloma torcaz, se retrasará al 20 de agosto. La temporada general para la caza menor comenzará el 22 de octubre y finalizará el 29 de enero de 2018. En el caso de los conejos, en las regiones centrales de la comunidad, se podrán realizar descastes a partir del 1 de julio hasta el final de la media veda.

Aun así, estas medidas aún están expuestas a un proceso de información pública que finaliza el próximo día 22 de junio.


¿Lo compartes?

One comment

  1. 0
    miguelcho says:

    Cada vez más jueces condenan a las Administraciones a pagar los daños ocasionados por colisiones con animales salvajes, especialmente jabalí y corzo, no hay más que tocar el bolsillo de la Administración para que reaccionen.
    Ya no vale el achacar siempre la culpa al conductor.
    Por otra parte si además se origina el accidente en zonas de arbolado o de pinares que llegan hasta la misma carretera puede haber otra posibilidad para reclamar al propietario del terreno o a la propia Administración, porque, al parecer no puede haber árboles ni obstáculos a una distancia de 12 metros desde el centro de la carretera sobre todo en caso de accidentes con víctimas o personas graves. Y ya no vale decir que los árboles estaban ya allí cuando la Administración Autonómica se hizo cargo como titular.
    Otra cosa los que somos cazadores fotográficos cuando podemos ir al campo a fotografiar animales sin temor a que nos peguen un tiro por equivocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *