fbpx

Un toro bravo de 500 kilos cabreado embiste contra un 4x4 en un camino sin salida

Un toro bravo de la ganadería de San Martín carga contra un 4x4 que se encuentra en un camino sin salida.

Israel Hernández Tabernero

Las reses bravas suelen ser tranquilas cuando se encuentran en el campo. La mayor parte de las veces no atacan, pero esto puede cambiar si nos encontramos ante una vaca recién parida o un ejemplar que acaba de participar en una pelea.

Cuando los toros (o las vacas) se pelean (y lo hacen con relativa frecuencia) se convierten en peligrosos para las personas, puesto que con la adrenalina y los nervios de la contienda aún en sus cuerpos no dudan en arremeter contra aquel que se le acerque.

Es el caso del toro que protagoniza el siguiente vídeo. Se trata de un ejemplar solitario de la ganadería de San Martín que acaba de participar en una pelea y se ha salido de su cercado. Los mayorales se lo encuentran solo en mitad de un camino sin salida cuando van con su vehículo. El animal los mira desafiante, y se encara con ellos en claro gesto de agresividad. La embestida es inminente.

El toro bravo embiste contra el 4×4

En esta complicada situación, al conductor no le queda más remedio que intentar esquivarlo, y emprende una huída en su dirección. El toro bravo no se amilana y carga contra él con todas sus fuerzas. En las imágenes se puede escuchar cómo golpea las puertas del vehículo, que emprende la huída a toda velocidad después de dejarlo atrás.

El toro sigue corriendo tras el coche durante un rato hasta que se detiene. Entonces, el conductor del coche no duda en volver a citarlo para que se arranque y poder llevarlo así a su cercado. La mala suerte quiere que el toro no vea el alambrado y se choque contra él, aunque afortunadamente sin sufri daños, tal y como reconocerían posteriormente los responsables de las redes sociales de la ganadería de San Martín, donde el vídeo acumula ya más de 30 millones de reproducciones.

Este toro después de una pelea con sus compañeros se salió del cercado donde vive habitualmente gozando en la dehesa. Nos lo encontramos de frente en un camino sin salida y no quedó más remedio que cruzarnos con él huyendo, pues de lo contrario nos atraparía sin opción. El toro se venía hacia el coche hasta que desde largo se arranco como un tren… una vez cruzado y aguantado el embiste a toda velocidad, como seguía encelado con el coche decidimos llevarlo a su cercado y en la ultima arrancada, tras el ímpetu que tenia contra el coche no vio ni la alambrada, pues se cruzó recortando la embestida hasta llegar a cocharse contra ella… sin más el toro quedó en su cercado y a Dios Gracias sigue todo perfecto!!!! Los toros bravos son animales que por su raza, a la hora de delimitar su terreno luchan con todo y contra todo sin importar ni tipo, ni tamaño… es su condición, lo llevan en la sangre!!!

Gepostet von Ganaderia “San Martin” am Samstag, 21. April 2018