Toledo // «Ahorcar un galgo es una salvajada y una práctica minoritaria»