‘Rescatan’ 147 tigres y se les mueren 86

Comparte con tus amigos










Enviar

Más de la mitad de los tigres rescatados de un templo tailandés hace tres años han muerto debido a enfermedades infecciosas relacionadas con la endogamia. Los tigres están clasificados como especie en peligro por el Fondo Mundial para la Naturaleza.

22/9/2019 | Redacción JyS

tigres mueren
Los tigres murieron debido a dos razones: una enfermedad respiratoria y el virus del moquillo canino. / CNN

En 2016, 147 tigres fueron retirados del controvertido ‘Templo del Tigre‘ de Tailandia en la provincia de Kanchanaburi, al oeste de la capital del país, Bangkok, que se convirtió en una atracción turística donde los visitantes podían posar con los grandes felinos residentes.

Pero el pasado lunes 16 de septiembre, el Departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas (DNP) de Tailandia anunció que 86 de los 147 tigres rescatados del templo budista habían muerto. Los tigres están clasificados como especie en peligro por el Fondo Mundial para la Naturaleza.

Según un comunicado de prensa del DNP, los tigres murieron debido a dos razones: una enfermedad respiratoria y el virus del moquillo canino, una enfermedad grave y altamente infecciosa que a menudo afecta a los perros, pero se ha encontrado en una amplia variedad de grandes felinos y otras especies.

El subdirector general del departamento, Prakit Wongsriwattanakul, dijo en un comunicado recogido por CNN que la mayoría de los tigres rescatados eran endogámicos. Cuando los tigres fueron ‘rescatados’ en junio de 2016, se veían «bastante saludables», dijo Adisorn Noochdumrong, subdirector general de DNP en ese momento, según sigue recogiendo la CNN. Los tigres fueron llevados a un nuevo hogar en un santuario gubernamental en la provincia de Ratchaburi, a unos 90 km al sur de la provincia de Kanchanaburi, donde se encontraba el templo.

Según Edwin Wiek, director y fundador de la ONG tailandesa Wildlife Friends Foundation (WFF), el rescate de los tigres fue un «desastre que estaba esperando suceder» ya que las autoridades hicieron un trabajo que no habían planeado adecuadamente y no escucharon el consejo de organizaciones como la suya, ha explicado a CNN.

Wiek dijo que la organización ecologista WFF había sugerido hace tres años que los cachorros y las tigres hembras deberían separarse, y que todos los tigres deberían ser esterilizados. En cambio, mantuvieron a los tigres en pequeñas jaulas, donde las enfermedades podrían propagarse fácilmente.

«Las autoridades deberían haber pedido ayuda desde afuera, pero en cambio insistieron en hacer todo el trabajo ellos mismos», dijo al citado medio. «Espero que se aprendan lecciones de este caso, pero tendremos que esperar y ver».

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here