fbpx

The Crown: la serie de Netflix repleta de escenas de caza y pesca que arrasa en 2021

La popular serie británica 'The Crown' está cargada de referencias al mundo de la caza, la pesca y el campo. Las repasamos a continuación.

Carlos Vignau

Seguramente nunca te imaginaste ver en Netflix a Diana de Gales cazando un ciervo. Pero sí, es una de las muchas sorpresas que la serie de televisión The Crown, que narra la historia de Isabel II del Reino Unido, tenía reservadas para los amantes de la caza y de la pesca protagonizadas por la propia Isabel II, su padre Jorge VI, el príncipe Felipe de Edimburgo, su hijo Carlos De Gales o Margaret Tatcher.

The Crown es una serie web de drama histórico sobre el reinado de la reina Isabel II, creada por Peter Morgan, y producida por Left Bank Pictures y Sony Pictures Television para Netflix. 

A priori puede tratarse de una de las miles de series y películas que se ofrecen en este tipo de plataformas, pero si eres un amante de la caza, la pesca y el campo, te recomendamos que no la dejes escapar por que vas a disfrutar con las muchas referencias al mundo cinegético que se realizan a lo largo de sus cuatro temporadas: tiradas de patos en barca, ojeos de faisanes, recechos de ciervo por las Highlands, jornadas de pesca a mosca…

Cacería ‘real’ de patos en The Crown

No hay que esperar demasiado para vivir la primera escena de caza en The Crown. En el primer episodio de la serie, un enfermo Jorge VI mantiene una conversación sobre el futuro con su yerno, el príncipe de Edimburgo, mientras disfrutan de un amanecer patero en un río.

Ambos, ataviados con prendas clásicas de tweed, se embarcan en dos botes con la intención de levantar a los patos a su paso. Escopetas paralelas de finas culatas inglesas, cargadores a su espalda y un conductor por barca, avanzan despacio entre la niebla disparando sobre los azulones y cercetas que pueblan el cauce.

the crown
El rey Jorge VI, disparando en uno de los lances pateros del primer capítulo.

La puntería de la reina Isabel II

En la temporada 2 se descubre la afición de la reina por el campo y la caza. En uno de sus frecuentes viajes a Balmoral, la reina se echa el rifle a la espalda para recechar un ciervo. La cacería está perfectamente documentada y podemos ver cómo Isabel II, con los prismáticos en ristre y acompañada por un guarda, se arrastra por el monte hasta ponerse a tiro y cerrar el lance a un venado con un preciso disparo.

Isabel II, momentos después de abatir el ciervo en Balmoral.
Isabel II, momentos después de abatir el ciervo en Balmoral.. © Netflix

El aprovechamiento de la carne de caza

Después de abatir el venado y sacarlo del monte sobre la grupa de un caballo, la reina regresa al Castillo de Balmoral y al entrar en la cocina vemos como sobre la mesa principal reposa el cuerpo entero del cérvido, preparado para aprovechar su carne al máximo.

Además, de las paredes cuelgan faisanes y patos, todavía sin pelar, esperando para ser los protagonistas principales de uno de los banquetes reales.

the crown
La reina contempla su ciervo en la cocina de Balmoral.

La pesca también tiene su espacio en The Crown

La familia real inglesa es muy aficionada a cualquier actividad que se desarrolle en el medio natural y la pesca se encuentra entre ellas. En el emocionantísimo primer episodio de la cuarta temporada (sin spoilers), el príncipe Carlos viaja hasta Islandia para tentar con su mosca a los salmones que nadan en sus salvajes ríos. Además, esta historia comparte espacio en el tiempo con otro rececho de ciervo y una espectacular tirada de faisanes. Si eres cazador, este capítulo no te lo puedes perder.

El príncipe Carlos, de pesca en un río islandés.

La prueba de Balmoral

Así llamaban al reto que tuvieron que pasar Diana de Gales o Margaret Tatcher, entre otras personalidades, y que se representa en el segundo capítulo de la cuarta temporada. El examen consiste en averiguar cómo se desenvuelven los recién llegados a la familia en situaciones que en el entorno de los Windsor son normales, pero que pueden resultar chocantes para alguien del exterior: normas de protocolo, cambios constante de vestuario, actividades al aire libre y una relación estrecha con los animales.

Tanto la Dama de hierro como Lady Di se sometieron al escrupuloso ojo clínico de la familia real, pero con distinto resultado: mientras la primera ministra no logra adaptarse al modo de vida de Balmoral, Diana de Gales encaja a la perfección, saliendo incluso al amanecer junto al duque de Edimburgo para cazar un gran ciervo.

Lady Di y el duque de Edimburgo recechando un ciervo en Balmoral.

Seguro que después de leer todo esto tienes ganas de ver la serie así que te dejamos el trailer oficial de la cuarta temporada para que vayas abriendo boca.