Roberto Rodríguez fue el Campeón Gallego en una final muy disputada