fbpx

Rescate en una pared de roca

Jara y Sedal

En una zona de difícil acceso, en la cima de una pared de roca de más de 40 metros de altura. Asustada y e inmóvil, así permaneció durante toda la noche del lunes una perra en el monte de O Carrio.

10/12/2014 | Faro de Vigo | Laura Martínez

Vilariño y Gutiérrez, ayer, tras rescatar al animal. / Foto: Faro de vigo
Vilariño y Gutiérrez, ayer, tras rescatar al animal. / Foto: Faro de vigo

Una jornada de caza en esta zona la llevó a seguir el rastro por entre los matorrales y no percatarse de donde se adentraba, hasta que no pudo seguir adelante y tampoco fue capaz de dar media vuelta y regresar.
Su dueño, un cazador de la parroquia cruceña de Cumeiro, localizó la zona en la que se encontraba, pero ante la imposibilidad de rescatarla alertó a los servicios de Emerxencias de Lalín para que le ayudasen a recuperar el animal. Un equipo de tres operarios, formado por Víctor Blanco, Santiago Vilariño y Francisco Gutiérrez se encargaron de rescatar al can ayer por la mañana.
La operación de salvamento resultó laboriosa y se prolongó durante más de tres horas. En un principio se plantearon acceder al lugar desde la parte baja, pero desecharon la idea y finalmente realizaron un descenso hasta los matorrales donde se escondía el can. En una pared de roca y con una charca de agua en el fondo, la perra «saltó a los brazos para que la sacáramos de allí» apuntan.

Deja una respuesta