Rescatan a dos mujeres y sus perros tras cinco meses desaparecidas en el Pacífico

Comparte con tus amigos










Enviar

Las dos mujeres desaparecidas partieron de Hawai dirección a Tahití donde perdieron el rumbo a 900 metros de Japón. Han pasado desde entonces cinco meses sobreviviendo a base de agua purificada y las provisiones que portaban.

30/10/2017 | Redacción JyS

Velero rescatado por la marina / Fotografía: EFE
Velero de las desaparecidas rescatado por la marina / Fotografía: EFE

Las protagonistas estadounidenses y sus perros fueron rescatados tras vagar por el océanos Pacífico durante cinco meses, según apuntó la Marina del mismo país.

Jennifer AppelTasha Fuiaba y sus dos perros partieron la pasada primavera de Hawai con el propósito de vivir una aventura que consistía en un viaje de más de 3.200 km con destino a Tahití abordo de un velero.

El 3 de mayo fue cuando Appel partió para Tahití quedando incomunicada, puesto que perdió su móvil el primer día en alta mar. Su madre nunca perdió la esperanza y afirmó que «Esperé y esperé para ver cuándo oiría de ella». Además añadió: «Siempre tuve esperanza, ella es muy ingeniosa y curiosa, y cuando las cosas se rompen intenta arreglarlas, no se sienta a esperar a que llegue el reparador, así que sabía que sucedería lo mismo con el barco».

Pese a que los motores se apagaron el 30 de mayo, las navegantes decidieron continuar a vela. El purificador de agua que llevaban a bordo se averió a su vez, hasta que Jennifer Appel logró repararlo cuando les quedaban unos cuatro litros de agua.

Un pesquero taiwanés descubrió a las desaparecidas

La pesadilla terminó el 24 de octubre cuando un pesquero taiwanés descubrió el velero a unas 900 millas al sureste de Japón. Éste contactó a las autoridades estadounidenses y un buque de la marina rescató a las navegantes y a sus perros al día siguiente.

Appel desveló mediante un comunicado de prensa de la marina cómo se sintieron al ser rescatadas, un sueño que noche tras noche ansiaban: «Nos salvaron la vida. El orgullo y las sonrisas que teníamos cuando lo vimos en el horizonte fue realmente un alivio».

La afectada dijo que sobrevivieron bebiendo agua purificada y gracias a que cargaban provisiones «para más de un año», principalmente alimentos secos como avena y pasta.

Valora este artículo
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here