Este reportaje de National Geographic explica la realidad del furtivismo

¿Lo compartes?

Un supuesto envenenamiento ha dejado 11 leones muertos en el parque nacional de la Reina Isabel (Uganda). El desequilibrio entre la economía local y el medio natural podría haber sido el detonante, según National Geographic.

25/4/2018 | Redacción JyS

León en un árbol de Uganda, estudio de National Geographic / Fotografía: www.viajas.com
León en un árbol de Uganda, estudio de National Geographic. / Foto: viajas.com

El parque nacional de la Reina Isabel, de una superficie de 1.978 Km², cuenta con alrededor de 200 leones. En 1993 la población de estos felinos en Uganda era de 577, cantidad que ha disminuido a más de la mitad en 25 años.

A las muertes naturales de estos animales se le suman los casos de envenenamiento provocados por los ganaderos cansados de que los leones maten a su única fuente de ingresos, el ganado. La lucha contra el furtivismo en la reserva ha desencadenado el proteccionismo completo de los leones sin crear una regulación de su población que salvaguarde el sustento económico de los habitantes del parque.

El pasado 10 de abril, las autoridades ugandesas encargadas de la vida silvestre del parque nacional de la Reina Isabel descubrieron 11 leones muertos por un supuesto envenenamiento. Entre los fallecidos se encontraban ocho cachorros y tres leonas adultas. Éstos formaban parte de una manada que también incluía a tres machos.

Según las afirmaciones de Alex Braczkowski, explorador de National Geographic que ha investigado y grabado a los leones trepadores de Uganda durante seis meses, sospecha que fueron envenenados con aldicarb, un insecticida más conocido como Temik que es barato y de fácil acceso. El aldicarb es un carbamato, que evita que una enzima específica descomponga las sustancias químicas que transmiten los impulsos nerviosos.

La acumulación de esta sustancia en la sinapsis nerviosa puede provocar vómitos, opresión torácica, dificultades respiratorias y la muerte. Normalmente, la asfixia es la causa de esta última y muy posiblemente haya sido el final de los 11 leones. 

«Los mataron porque devoraban al ganado»

Braczkowski muestra en el vídeo publicado en la web de National Geographic su dolor frente a lo sucedido, pero afirma comprender el comportamiento de los ganaderos que viven en el parque, un comportamiento de supervivencia. «Los mataron porque devoraban al ganado y sus propietarios no tenían dinero. La gente ganaba un par de dólares al día y puedes entender que si tu familia solo tiene una o dos vacas, también envenenarías a los leones», desvela el explorador.

Esta devastadora noticia no es novedosa puesto que entre mayo de 2006 y julio de 2017, fueron también envenenados 20 leones, presuntamente por miembros de las comunidades locales, según un informe de expertos. Crear un equilibrio en la fauna se convierte nuevamente en algo vital a la vista de todos.

Este reportaje de National Geographic explica la realidad del furtivismo
5 (100%) 1 voto

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here