fbpx

Así reacciona un perro pastor al verse acorralado por tres lobos

El perro pastor hace todo lo posible por escapar ante el ataque de los lobos. El inesperado final nos deja una moraleja: nunca te rindas.

Edu Pompa

Paolo Forconi, zoólogo italiano, pudo grabar unas sorprendentes imágenes en el Parque Nacional de Los Abruzos, cerca de Pescasseroli (Italia). En el vídeo se ve cómo una manada de tres ejemplares jóvenes de lobo persigue a un perro pastor que se encontraba en la zona.

La secuencia, que dura unos interminables segundos, pudo haber acabado de manera distinta si los depredadores hubiesen tenido más experiencia, de hecho, los lobos llegan a morder al can. No obstante, el animal pudo escapar a través de una valla. No corrió la misma suerte la semana pasada el perro de unos cazadores gallegos que murió devorado por los lobos en un maizal de Galicia, como te contamos en Jara y Sedal.

Así es la ‘estrategia’ de caza de los lobos inexpertos

El instinto de caza les lleva a los lobos a perseguir al perro, pero cuando este último se para y se establece comunicación visual los tres primeros también se detienen.

El perro les enseña los colmillos, una clara advertencia de que no está dispuesto a dejarse cazar. A continuación los lobos mueven el rabo y el perro se muestra confundido. Parece como si quisieran establecer contacto. No obstante el perro no se fía y emprende la huida de nuevo.

La suerte estaba del lado del perro pastor

Tras un cambio de dirección con el que el perro consigue evadir a los lobos, estos lo persiguen de nuevo. Incluso uno de los depredadores casi consigue atraparlo en dos ocasiones pero, antes de que esto ocurra una vez más, el can reacciona de un modo que le salva a vida, aunque esto será mejor que lo veas.

Forconi explica en su perfil de Facebook que los lobos no superarían el año de edad y que gracias a «su poca experiencia y la poca potencia de la mordedura» el can pudo escapar atravesando un agujero de la verja.

Un fenómeno que se extiende en Europa

El auge del lobo en Europa es ya un hecho, no se trata de algo aislado, y tampoco ocurre solo en nuestro país. Forconi explica que hace tan solo unos meses no habría podido grabar imágenes similares a estas.

Como hemos dicho, tampoco es el primer caso de ataques de lobos a perros que publicamos en Jaraysedal.es. Incluso algunas asociaciones de cazadores han expresado su malestar ante las muertes de sus canes en las fauces del cánido mientras practicaban la actividad cinegética.