Se queda ciego al chocar contra unos jabalíes y años después le reclaman la indemnización

Comparte con tus amigos










Enviar

Jesús Lobeto perdía la vista en un accidente de tráfico en 2007 cuando el coche en el que viajaba chocaba con una piara de jabalíes en Salas (Asturias). Poco después recibía una indemnización pero los jueces anularon el pago y la aseguradora le denunció. Aunque se le acusó de tratar de eludir la devolución del dinero, ahora ha sido absuelto. 

28/5/2019 | Redacción JyS

jesus lobeto ciego
Lobeto Nieto fotografiado cuando quedó ciego, a principios de 2008. / LNE

El caso de Jesús Lobeto Nieto tocó el corazón de los asturianos. El 30 de diciembre de 2007, con 26 años, viajaba como copiloto en un coche junto a unos amigos por la carretera que une Cornellana y Belmonte, en Salas (Asturias). Era de noche y una piara de jabalíes irrumpió en la carretera. El conductor no pudo evitar el choque. Saltó el airbag, con tan mala fortuna que Lobeto quedó ciego de ambos ojos. Poco después le reclamaron la indemnización que recibió del seguro del vehículo y, aunque se le acusó de tratar de eludir la devolución del dinero, ahora ha sido absuelto, según ha informado La Nueva España

En mayo de 2011, el Juzgado número 1 de Grado dictó que la aseguradora del conductor, Axa, le pagase 554.404,74 euros y a la madre del joven otros 70.000 euros por las lesiones sufridas. Cobró 877.843,69, que incluían los intereses desde 2007. Pero Axa recurrió esta sentencia y, en octubre de 2011, la sección primera de la Audiencia exoneró a la aseguradora, al entender que el conductor no había tenido responsabilidad en el accidente. El joven, junto a su hermana, que había asumido sus cuidados tras el fallecimiento de la madre, recurrieron ante el Supremo, pero éste, en mayo de 2014, mantuvo la ausencia de responsabilidad del conductor, «por la concurrencia de fuerza mayor extraña a la conducción».

Le embargan medio millón de euros y piden año y nueve meses de cárcel 

Al joven le embargaron los saldos de un depósito a plazo y otras inversiones en la entidad Banesto, tres vehículos y bonos emitidos por la recompra de participaciones preferentes. Axa recibió 490.869,88 euros con el resultado de los indicados embargos. Pero aún faltaban cerca de 400.000 euros.

Tanto Axa como la Fiscalía consideraron entonces que los hermanos «realizaron maniobras tendentes a eludir su obligación de restitución de las cantidades percibidas». Fueron acusados de insolvencia punible, y les pedían un año y nueve meses de cárcel, así como la devolución de las cantidades que no habían sido reintegradas.

Los hermanos han resultado absueltos 

El juicio se celebró el pasado 15 de mayo en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, y las defensas, a cargo de los letrados José Carlos Botas y Luis Olay, mantuvieron inicialmente que los hechos habían prescrito, aunque la magistrada María Elena González Álvarez, desestimó esta posibilidad. No obstante, terminó absolviendo a los hermanos al entender que no consta que «los acusados hayan realizado actividad fraudulenta alguna tendente a eludir su obligación de devolución de las cantidades percibidas de la entidad aseguradora Axa».

Para la jueza, «si bien la entidad Axa no ha logrado recuperar la totalidad del dinero entregado al acusado a pesar de la actividad desplegada en el referido procedimiento de ejecución, no ha sido practicada prueba alguna tendente a acreditar que el acusado, y en menor medida la acusada, realizasen actuación dirigida a despatrimonializarse e impedir la consecución de la ejecución». Axa por su parte estudia ahora recurrir la sentencia.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here