Ponen un pollo como cebo y alucinan con lo que pescan

Comparte con tus amigos










Enviar

A tres amigos se le ocurrió la original idea de colocar un pollo como cebo en un enorme anzuelo. Lo que les sucede ha revolucionado las redes.

16/9/2019 | Redacción JyS

pollo cebo
Momento de la pesca del mero. / Facebook

Tres pescadores practicaban surfcasting durante una jornada de fin de semana en una embarcación. Al ver varios tiburones y meros nadar por una zona de costa, a uno de ellos se le ocurrió una original idea que quedará grabada en sus aventuras para toda la vida… y para todos los que han podido ver el vídeo, que se ha convertido en viral en las últimas horas.

Atan un pollo entero en un gran anzuelo y dejan caer el enorme cebo justo debajo de la embarcación. Mientras van grabado cómo cae, el pollo llama la atención de varios tiburones que merodean la zona, pero es finalmente un mero el que lo ataca. La lucha es espectacular: incluso entre dos pescadores ven difícil controlar la brutal fuerza del pez que les ha entrado al engaño.

Finalmente logran atraparlo, pero sacarlo a la superficie será otra aventura. Un pescador armado con unos fuertes guantes ve cómo una y otra vez, el mero cierra su gran boca de forma peligrosa, ya que incluso le destroza la protección en las manos como se puede observar en la grabación.

Finalmente, y tras tranquilizar a la ‘bestia’, logran fotografiarse con ella y devolverla al mar, no sin antes quitar el plástico que sujetaba al pollo. Este es el vídeo:

http://

El mero dentón que podría ser récord en España

mero dentón
Esteban, con el mero dentón. / Última Hora

Hasta el pasado mes de julio, la mejor de las capturas de mero dentón conocidas en los últimos 30 años en aguas de Baleares era un ejemplar de 44 kilos pescado en Ibiza en 2009. Ahora, el palmesano Esteban Caparrós ha sobrepasado este registro al hacerse con una pieza de 48 kilos.

Caparrós salió de pesca con sus amigos Pep Joan y Josep «desde Cala Gamba» en su barca «de 5 metros de eslora y con un motor de 90 CV».  Para Esteban era la cuarta vez que pescaba por estas aguas. «Sabía que había peces grandes, pero hasta el momento no los había logrado capturar», dice este aficionado a la caña que además trabaja en una tienda de artículos de pesca. Te lo contamos aquí.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here