Sus dos perros se pierden persiguiendo a un jabalí y así encuentra a los tres animales tras dos días

¿Lo compartes?

Antonio Cuesta perdió a sus dos canes cuando participaba en una batida al jabalí el domingo pasado. Hasta el martes no encontró a los animales.

5/10/2017 | Redacción JyS

perros persiguen un jabali
El cazador junto a su perro y el escalador que lo rescató. / Foto: El Comercio

Según publica el diario El Comercio, todo comenzó el pasado domingo. Antonio Cuesta, cazador asturiano, participaba con su cuadrilla en una batida a jabalíes. En un momento de la mañana los dos perros de Cuesta dieron con un jabalí encamado e iniciaron la persecución al levantarse el animal. El dueño de los canes los perdió de vista al poco tiempo.

Al no aparecer los animales tras finalizar la batida, Cuesta comenzó a buscarlos sin descanso durante todo el día, pero no dio con ellos al no recibir correctamente la señal GPS de los collares que portaban los canes.

Cuesta no se dio por vencido y el lunes fue de nuevo al lugar donde transcurrió la cacería para buscar a Ron y Rufa, sus dos grifones. Otra búsqueda sin éxito, pero con una nueva sospecha sobre el paradero. Al día siguiente volvió con varios compañeros, pero cambiaron la zona de búsqueda.

Ya el martes, Cuesta y sus compañeros se dirigieron hacia un acantilado que hay en la misma zona del coto y comenzaron a buscar la señal. Efectivamente, consiguieron recibir un pequeño aviso que emitía el collar de uno de los canes. Pero como no iban convenientemente equipados para trepar volvieron hacia el coche para buscar ayuda.

De camino hacia el vehículo la fortuna se alió con los cazadores y estos se encontraron con unos perceberos aficionados a la escalada que curiosamente habían aparcado al lado de ellos. David y Carlos, los perceberos, fueron a buscar su equipo de escalada y a llevar a la lonja sus capturas del día, y a la vuelta se pusieron manos a la obra.

Al llegar al acantilado, tanto los cazadores como los perceberos se encontraron con algo sorprendente. Al pie del cortado estaba la perra y el jabalí despeñados y arriba, en un saliente… ¡uno de los perros vivo!

Cuando consiguieron rescatar a Ron, el grifón macho, vieron que había sobrevivido de milagro. Además de despeñarse y de llevar casi tres días sin comer, el animal tenía tres profundos navajazos que el macareno le había propinado durante la persecución. Los cortes estaban infectados por lo que, tras darle agua para que se hidratase, se dirigieron rápido hasta el veterinario, donde aún hoy se recupera el perro. “Ron vivirá, pero tiene para una temporada larga”, les avisó el veterinario.

Sus dos perros se pierden persiguiendo a un jabalí y así encuentra a los tres animales tras dos días
3.8 (76%) 5 votos

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here