Localizan el cadáver del joven submarinista desaparecido en Hondarribia

Comparte con tus amigos










Enviar

Dos submarinistas franceses hallan a unos nueve metros de profundidad el cuerpo sin vida del joven aficionado a la caza y la pesca que desapareció la semana pasada en la costa de Hondarribia (Guipúzcoa). 

23/4/2019 | Redacción JyS

hallan cadaver submarinista desaparecido
Efectivos de Cruz Roja durante el dispositivo de rescate. / Noticias de Navarra

Blas María Andresena, conocido como Balaxi, tenía 29 años y era aficionado a la caza y la pesca submarina. El lunes salió a pescar a primera hora de la mañana por la costa de Hondarribia (Guipúzcoa), pero ya no volvió a casa. Este sábado, dos submarinistas franceses han encontrado su cadáver en el mar a nueve metros de profundidad, en la zona de Punta Turulla.

Después de cinco días de intensa búsqueda, según ha informado Noticias de Navarra, el cuerpo del joven de Legasa (Navarra) ha sido localizado este sábado por submarinistas franceses. Lo han encontrado hundido en el mar, a unos 9 metros de profundidad, en la zona de Punta Turulla. Hasta allí se han desplazado los buzos del Ertzaintza para sacar el cuerpo del agua y llevarlo al puerto, desde donde ha sido trasladado al servicio anatómico forense de San Sebastián para ser identificado.

Según El Caso, la familia de Blas interpuso una denuncia por desaparición después de que no volviera a casa el lunes por la noche. Poco después se activaba un equipo de búsqueda formado por el grupo de Montaña, el de Buceo y un helicóptero de la Ertzaintza, así como un avión de Salvamento Marítimo. Familiares y amigos del joven ayudaron también en la búsqueda. Durante el rastreo en la zona de rocas conocida como Justiz, en los pies del monte de Jaizkibel, encontraron el coche del pescador en un merendero. También encontraron una mochila con sus pertenencias a unos 200 metros de la costa. Pero, hasta este sábado, no había ni rastro del joven pescador.

Un aficionado a la caza y la pesca que conocía la zona «como la palma de su mano»

Desde su desaparición la investigación se centraba en la posibilidad de que el joven se hubiera visto sorprendido por el temporal, cayera al mar y hubiera sido arrastrado por las olas. Aunque el aviso por mal tiempo y por vientos fuertes estaba activado, la mala cobertura en la zona podría haber hecho que el chico no se hubiera enterado del riesgo, si salió a pescar a primera hora.

Balaxi, que se dedicaba profesionalmente al sector forestal como autónomo en repoblaciones y otros trabajos similares, era un gran aficionado a la caza y la pesca. Un conocido suyo afirmaba para Noticias de Navarra que se conocía las montañas y los rincones para pescar «como la palma de su mano». «Le gustaba ir solo y refugiarse en sus aficiones», añadió sobre el joven recientemente fallecido. 

Localizan el cadáver del joven submarinista desaparecido en Hondarribia
4.8 (95%) 4 voto[s]
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here