Las restricciones en la caza dificultan el control sanitario en la fauna salvaje