La Federación de caza de Castilla-La Mancha comienza a formar vigilantes de cotos y especialistas en control de predadores