Caza en Galicia un descomunal jabalí que llegó a confundir con un oso

Comparte con tus amigos










Enviar

Se da la casualidad de que Fernando Sotomayor estuvo con su padre en la misma zona a principios de temporada y éste «confundió con un oso al jabalí de lo grande que era», describe el hijo. «Era gigantesco», dice relatando el lance a Jara y Sedal.

26/8/2019 | Redacción JyS

El tremendo jabalí abatido por Sotomayor. / F.S.

El cazador madrileño Fernando Sotomayor logró dar caza en un coto en Galicia a un tremendo jabalí de 130 kilos de peso que finalmente se ha quedado en medalla de bronce «por lo fino de sus colmillos», según ha relatado a Jara y Sedal. Se da la casualidad de que el joven estuvo con su padre en la misma zona a principios de temporada y éste «confundió con un oso al jabalí de lo grande que era», relata el hijo.

Fue una curiosa historia la que le ocurrió a Sotomayor hijo en este coto gallego, pues llegó tarde aquel día y decidió pasar la noche en uno de los prados que tiene. «Eché el saco de dormir en unas praderas al atardecer, y mientras colocaba las cosas, empecé a oír a unos 150 metros de distancia y metido en unos robles a un jabalí comiendo frutos del campo y revolviendo unas hojas», explica.

Otra imagen del enorme jabalí. / F.S.

Ante los ruidos, Fernando se acercó sigilosamente hasta la zona y vio al jabalí en una pradera dentro del monte, del que no quería salir. «Esperando, a unos 30 metros del animal, éste dio la cara y se quedó mirando de frente», relata el cazador. Tras esperar unos segundos y ver que el macareno no se giraba, Fernando Sotomayor –que tenía el rifle listo- decidió disparar. Y lo hizo de forma certera: justo detrás de la oreja. El animal cayó al instante.

«Era tan grande que no pude ni moverlo», detalla el cazador que tuvo que ir a la mañana siguiente con un cuchillo a despiezarlo. «Era gigantesco», añade, explicando que «tres o cuatro meses después de haberlo visto por primer vez había crecido una barbaridad».

Así son los ‘vakamulos gallegos

vacamulos
Comida y reproducción, los dos ingredientes fundamentales que atraen a estos jabalíes a la zona gallega. / Senén Ramos

Pesan hasta 180 kilos y se encuentran en la zona de la Ribeira Sacra –provincia de Orense-. Son lo que en la cuadrilla ‘Monteiros Ribeira Sacra’ llaman «vakamulos»: jabalíes que debido a las condiciones naturales del lugar y el abandono de las fincas, viven «a sus anchas» en ese territorio. Estos terrenos pueden estar hasta ocho años sin cazarse, lo que hace que, junto con la abundancia de alimento, puedan alcanzar ese tamaño.

Senén Ramos, jefe de la cuadrilla «Monteiros Ribeira Sacra», narró para Jara y Sedal cómo es el día a día de su actividad cinegética con estos descomunales jabalíes. No te pierdas ni un detalle en este enlace.

¿Tienes una historia que contarnos? ¡Cuéntanosla y podrás ganar munición gratis!

El perfil de Facebook de jaraysedal.es está a punto de alcanzar los 800.000 seguidores. Por ello, la revista de caza más leída de España, ha organizado un concurso para celebrarlo. 

Solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es contándonos tu mejor historia de caza mayor y adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono. No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos grandes, curiosos o extraños que les acompañe una buena historia. Si has cazado un animal inusual o el lance o la historia que lo rodea fue única, ¡cuéntanosla! Puede que ganes ¡más 100 euros en munición metálica para tu rifle!* Te contamos más detalles aquí.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here