Extremadura regulará la captura de imágenes de especies protegidas

¿Lo compartes?

Los amantes de la fotografía de fauna deberán respetar los periodos de cría y los radios de seguridad en torno a los nidos y colonias de especies protegidas.

4/12/2017 | Redacción JyS

Dos aficionados a la fotografía de naturaleza, ataviados para confundirse con el paisaje / Fotografía: ARNELAS
Dos aficionados a la fotografía de fauna, ataviados para confundirse con el paisaje. / Fotografía: ARNELAS. 

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio ha decidido poner un mayor orden en el sector. La normativa que está tramitándose crea un marco legal específico. «La presente orden –se justifica en el texto del proyecto– se dicta ante la necesidad de dar respuesta coordinada y coherente al creciente interés por estas actividades».

Extremadura se ha convertido en los últimos años en un reclamo importante para aficionados a la ornitología a escala mundial debido a que en ella se reúnen una gran cantidad de especies en poco espacio. Por ello a día de hoy, fotografiar o grabar especies protegidas más allá de los lugares públicos habilitados requiere permiso administrativo.

¿Qué recoge la nueva orden?

En su primer artículo aclara que se entiende por especies protegidas de flora y fauna silvestres a todas las incluidas en dos documentos concretos. Son el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (decreto 139/2011) y el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura (decreto 37/2001).

En su segundo artículo especifica que la norma afecta «a la fotografía y filmación en cualquier soporte o formato». Se excluye del ámbito de aplicación de la orden «la fotografía y filmación desde observatorios, rutas y equipamientos oficiales ligados al uso público en áreas protegidas, vías pecuarias, caminos públicos, carreteras y dentro de cascos urbanos siempre y cuando no se moleste o inquiete intencionadamente a la fauna».

Condiciones generales para fotografiar y filmar en Extremadura

La máxima orden prohibirá fotografiar y filmar durante el periodo reproductor y en las áreas sensibles, o sea, en «los nidos o madrigueras y sus entornos inmediatos».

Pero no todo es prohibitivo, se abre la puerta a la concesión de autorizaciones excepcionales «en función de las especies a fotografiar o filmar, los métodos y técnicas a emplear, los objetivos perseguidos y las medidas preventivas que se tomen».

También regulará el empleo de cebo para atraer a los ejemplares. Esta técnica se ha convertido en habitual cuando para captar aves necrófagas, también llamadas carroñeras. Entre otras exigencias, limita a 45 kilos de producto cárnico por jornada y a diez cebos mensuales por especie y ‘hide’. 

¿No sabes lo que es un hide? Son una especie de escondites preparados para que los amantes de la filmación y fotografía de especies protegidas no atraigan su atención. Han proliferado en los últimos años y los aficionados y profesionales pagan por usarlos, habitualmente entre 50 y 200 euros por sesión, según la especie a fotografiar o filmar y de su amplitud y comodidad.

La administración especifica que la actividad no podrá suponer la destrucción, mutilación o alteración deliberada del entorno. La toma de imágenes de colonias de cría, lek (áreas donde los machos se juntan y se exhiben para captar la atención de las hembras), cantaderos y dormideros deberá realizarse siempre desde aguardos o ‘hides’. 

En estos casos, no sin autorización

Olvídate de fotografiar o grabar sin autorización cuando se manipulen ejemplares de especies protegidas o cuando se haga desde aguardos o ‘hides’ permanentes o desde portátiles si se instalan para más de dos días. También cuando la actividad se desarrolle en áreas y periodos sensibles para ciertas especies al usar cebos para atraer rapaces y cuando se quiera captar a quirópteros en sus refugios y colonias o a mamíferos en peligro de extinción.

Si quieres obtener la autorización deberás pedirla a la dirección general competente en materia de conservación de la naturaleza, que tendrá seis meses para contestar, y abonar la correspondiente tasa.

En el último artículo de la norma se recoge el compromiso de la Junta de «impulsar la colaboración con el colectivo de fotógrafos de naturaleza y con los productores audiovisuales». Esto conllevará la elaboración de manuales de buenas prácticas y el desarrollo de actuaciones de sensibilización y divulgación.

Extremadura regulará la captura de imágenes de especies protegidas
Valora este artículo

¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *