José Luis López-Schümmer: «Artemisan ha dado a políticos y medios los argumentos que necesitaban para defender la caza»

Comparte con tus amigos










Enviar

Entrevistamos a José Luis López-Schümmer, presidente de la Fundación Artemisan, para hacer un repaso a los dos primeros años de trabajo de esta institución en defensa de la actividad cinegética. 

21/5/2019 | Redacción JyS

José Luis López-Schümmer, presidente de Fundación Artemisan. / Ángel Vidal García Pérez

La Fundación Artemisan es una organización sin ánimo de lucro que nació a finales de 2016 con el propósito de promover la investigación, la defensa y la comunicación de la caza, así como dar solución a los grandes problemas que el sector cinegético afronta en España. A pesar de que esta empresa es titánica y su estrategia a largo plazo, en dos años ha logrado importantes hitos que la han colocado a la cabeza de la defensa del sector cinegético. Hablamos con su presidente, José Luis López-Schümmer, con el fin de hacer repaso a estos dos años de duro y productivo trabajo.

Pregunta. En abril de 2018 la Fundación Artemisan publicó un informe llamado ‘Impacto Económico y Social de la Caza en España’ que sacaba a la luz que la caza genera 6.475 millones de euros y emplea a 187.000 personas en España. ¿Qué repercusión ha tenido este estudio?

Respuesta. En la primera reunión del patronato de la Fundación celebrada a primeros del año 2017, propuse el desarrollo de este estudio porque para cualquier sector es imprescindible aportar datos que avalen la importancia del mismo desde diferentes perspectivas, en este caso la económica como eje principal. Pero también hablamos de la aportación a la conservación y la importancia de la caza desde el punto de vista social, aunque en estos dos últimos aspectos ya estamos pensando profundizar con estudios que, al igual que los económicos, hagan llegar a la sociedad nuestra aportación a la conservación y al desarrollo de la España rural.

La publicación del estudio ha sido un antes y un después, y lo hemos podido ver reflejado en la« mayoría de medios de comunicación nacionales y en boca de muchos políticos. Les hemos dado los argumentos en el momento en el que tenían que defender la actividad.

P. Fundación Artemisan también ha desarrollado el proyecto ‘interFIELD’, de intercambio de experiencias de investigación con Reino Unido y Francia en medidas agroambientales para beneficiar a la fauna. ¿Puede explicarnos un poco mejor en qué consiste esta línea de trabajo y cuál es su objetivo?

R. Interfield es un proyecto que ha tenido como objetivo reunir a científicos, expertos y personas de la administración pública de diferentes países con el objetivo de trabajar en el desarrollo de medidas para la conservación de la biodiversidad en medios agrícolas. La pérdida de hábitat es un gran problema para las especies de caza menor en España y consideramos que era necesario conocer otras experiencias y concienciar a nuestros políticos para desarrollar medidas agroambientales que puedan beneficiar a las especies cazables y a otras aves ligadas a estos medios agrícolas.

P. Recientemente se ha puesto en marcha la segunda campaña de conteos del Proyecto RUFA, pionero en tratar de frenar el declive y recuperar a nuestra reina de la caza menor, la perdiz roja. Para ello habéis empezado a aplicar diversas teorías e investigaciones científicas en cotos de toda España. ¿Cómo marchan estos experimentos? ¿Hay lugar para el optimismo o aún es pronto para evaluar?

R. El proyecto RUFA tiene dos líneas de trabajo, los ‘cotos demostrativos’ y los ‘grupos perdiceros’. En el primer caso, hemos seleccionado acotados de siete comunidades diferentes con un perfil social para trabajar durante los próximos cuatro años en el desarrollo de medidas de gestión y demostrar que sí es posible recuperar poblaciones de perdiz roja y aves esteparias trabajando en tres líneas: establecimiento de comederos y bebederos, medidas agroambientales y un fuerte control de la predación. El objetivo es animar a otros cotos de esas y otras regiones a centrar sus esfuerzos de inversión en medidas efectivas. Aún es pronto para establecer resultados, pero las dos primeras experiencias en Madrid han tenido resultados muy positivos, aunque su evaluación sólo es posible pasados unos años.

«Desde Artemisan animamos a los cotos a que colaboren con nosotros enviándonos información sobre conteos de parejas de perdices y bandos en otoño y de las capturas de invierno»

P. Si alguno de nuestros lectores está interesado en participar en el proyecto RUFA, ¿puede hacerlo?

R. Aquí vendría la segunda parte de RUFA: los grupos perdiceros. Desde Artemisan animamos a los cotos a que colaboren con nosotros enviándonos información sobre conteos de parejas de perdices y bandos en otoño y de las capturas de invierno. Con todo ello organizamos un censo nacional de perdiz roja y, además, a los cotos colaboradores les enviamos información individualizada con recomendaciones de gestión.

P. Pasemos al ámbito de la defensa del sector. La Fundación Artemisan ha emprendido acciones legales en escenarios muy distintos: contra usuarios de redes sociales que celebran la muerte de cazadores o incitan a violar a cazadoras, contra las denuncias de PACMA en los juzgados… ¿Cuáles han sido los principales logros en este sentido?

R. Hemos iniciado acciones penales contra distintas personas que han insultado y amenazado, incluso de muerte, a cazadores por el mero hecho de serlo. Nos parece inadmisible que estas cosas ocurran, pero desgraciadamente en la mayoría de los casos son personas que ocultan su identidad y no siempre es fácil localizarlas. Estamos pendientes de que los distintos Juzgados se pronuncien sobre las denuncias presentadas. En relación con las demandas de PACMA, Ecologistas en Acción, etc. hemos conseguido importantes éxitos judiciales en Asturias, Madrid, Castilla-La Mancha y estamos muy activos en la cuestión que se ha planteado ante el TSJ de Castilla y León (Valladolid) en relación con la pretensión de que se prohíba la caza en esta comunidad.

P. ¿Qué criterios tienen en cuenta a la hora de elegir las causas judiciales en las que se implican?

R. En principio, y dentro de las lógicas limitaciones que tenemos de presupuesto, nos personamos en todas las actuaciones que puedan perjudicar a los cazadores, tanto en cuestiones penales como administrativas. En varios supuestos nos hemos personado como acusación popular en temas de furtivismo y hemos conseguido importantes condenas. Estamos siempre en colaboración con las distintas federaciones de caza autonómicas y con la Real Federación Española de Caza para coordinarnos y evitar duplicidades en las actuaciones judiciales.

P. En el ámbito de la comunicación habéis realizado diferentes documentales denunciando el exterminio del arruí en Murcia o haciendo pública la labor de los cazadores contra los incendios, sin olvidar el que quizá sea vuestro mejor trabajo, el documental ‘El lobo y el hombre’. ¿Por qué estos temas?

R. Porque la comunicación del siglo XXI ha cambiado, porque las redes sociales son la mejor herramienta para trasmitir problemas, ideas o proyectos, y desde el primer día estamos realizando un esfuerzo muy importante en esta línea. Hacemos vídeos cortos cuyo objetivo es trabajar en la imagen del sector, pero también nos gusta hacer documentales donde se expliquen problemas o situaciones muy concretas sobre una especie, como es el lobo, o sobre decisiones administrativas como lo fue el exterminio del arruí. Una nota de prensa, mucho más siendo de caza, tiene un recorrido limitado. En un vídeo a través de las distintas redes sociales el público objetivo es infinito y el mensaje cala mucho mejor. Seguiremos trabajando en esta línea y ya tenemos proyectos encima de la mesa.

P. Otro de vuestros trabajos audiovisuales es ‘La peste porcina africana: una amenaza real’. Fundación Artemisan organizó el primer foro sobre enfermedades de fauna silvestre y participa de manera especial en la investigación de aquellas que azotan la fauna silvestre. La amenaza de la PPA sigue estando ahí. ¿Estamos listos para hacer frente a la entrada de la enfermedad en nuestras fronteras? 

R. Para un problema tan grave como puede ser para España la PPA nunca se está preparado. Se pueden tomar precauciones y el Ministerio está haciendo lo posible por transmitir las medidas preventivas para evitarlo, pero en el caso de que llegue a España, las consecuencias van mucho más allá del propio sector cinegético. Pensemos que se paralizarían todas las exportaciones relacionadas con el sector porcino. Las altas poblaciones de jabalí en España, y concretamente en el norte, no ayudan en absoluto a su posible control. De todos modos hay que estar preparados pero tampoco ser alarmistas. Los cazadores que están yendo a cazar al este de Europa deben tomar todas las medidas de higiene que proponemos en nuestra guía y, por supuesto, aunque ya está prohibido, no importar ningún jabalí de estos países.

Las medidas que se adoptarían son imprevisibles, la gente se piensa que se cazaría más, pero se equivoca, porque ciertas modalidades podrían provocar su expansión, con lo cual, dependiendo de la zona, dichas medidas variarían y sería el Ministerio el competente en esta decisión.

«Desde hace unos meses estamos dedicando importantes recursos al grave problema de la mixomatosis en liebre ibérica»

P. En el caso de la mixomatosis en las liebres, recientemente se ha puesto en marcha la inicitiva MIXOlepus que financia, entre otras instituciones, Fundación Artemisan. Conocer el impacto de la enfermedad en sus poblaciones, el desarrollo de una vacuna y la publicación de unas buenas prácticas de gestión y caza sostenible de la especie son algunos de sus objetivos. ¿Cuándo se esperan los primeros resultados? ¿Creen factible que la supervivencia de la liebre pueda llegar a verse comprometida?

R. Desde hace unos meses estamos dedicando importantes recursos al grave problema de la mixomatosis en liebre ibérica. Es un proyecto que realizamos junto al Ministerio y con diferentes laboratorios para, por un lado, trabajar en conocer cuál es el resultado actual de la especie y, por otro, ver la viabilidad del desarrollo de vacunas que puedan paliar una situación que en muchas comarcas está siendo muy preocupante, diría que gravísima. En breve tendremos los primeros resultados de un estudio con más detalle que hemos hecho en Castilla-La Mancha, en colaboración con la Junta de Comunidades.

Los primeros resultados están siendo un tanto sorprendentes porque, aunque es cierto que en muchos municipios las poblaciones se han diezmado en unos porcentajes altísimos, hay muchos otros donde hay buena densidad de liebres. Tenemos que ver la evolución de éstas y saber si con la llegada de las altas temperaturas la enfermedad volverá a tener un efecto tan grande sobre sus poblaciones o si, por el contrario, han generado inmunidad a la enfermedad y dicho impacto es menor. Por ese motivo es precipitado aún hablar del futuro de la especie.

P. Otro de los proyectos que tienen en marcha es el de Amigos de la Fundación Artemisan, cuyo objetivo es que los cazadores contribuyan económicamente financiando vuestra causa. ¿Cuánto cuesta formar parte y por qué deberíamos formar parte de él todos los cazadores?

R. Amigos de Artemisan no se crea para financiar a la Fundación Artemisan, los ingresos que generamos no supera el 0.5% de nuestros gastos. El objetivo es otro: concienciar a los cazadores de la necesidad de invertir en investigación, por eso con una aportación mínima de 5 € les damos un certificado de ‘amigos’, donde nos comprometemos a que ese dinero va a invertirse en proyectos que puedan solucionar algunos de los problemas que tiene la caza. Además, por cada participación de 5 € les damos un número para un sorteo de días de caza y material.

P. ¿Cómo se puede hacer socio un cazador que desee colaborar?

R. Cualquier cazador, guarda, propietario de un coto o cualquier persona que quiera colaborar lo puede hacer de dos formas, una de ellas como benefactor de la Fundación, con diferentes niveles de aportación, lo puede hacer a través de nuestra página. Si lo que quiere es ser amigo de la Fundación con aportaciones inferiores, también lo puede hacer a través de nuestra web.

«Vamos a comenzar a trabajar con otras especies no cinegéticas, como es el caso del urogallo»

P. Para terminar, ¿puede adelantarnos algún proyecto futuro que ya esté en su hoja de ruta?

R. Vamos a comenzar a trabajar con otras especies no cinegéticas, como es el caso del urogallo, con un proyecto para su recuperación gracias a la gestión y colaboración de la Federación de Caza de Aragón. Además estamos trabajando en uno de los proyectos más ilusionantes y con mayor responsabilidad: la monitorización de las especies cinegéticas en España. Es fundamental analizar la situación de las poblaciones y no solo por todas las recientes sentencias de los tribunales en Castilla y León, Madrid o Castilla-La Mancha. Más allá del desconocimiento de los jueces, es necesario conocer el estado de nuestras poblaciones cinegéticas, y para ello vamos a implicar en este proyecto a los propios cazadores. En breve daremos a conocer esta nueva línea de trabajo. Estamos desarrollando varios informes para la justificación de las órdenes de veda de varias regiones, como es el caso de la Comunidad de Madrid, donde se ha hecho un importante trabajo ante la sentencia del Tribunal Supremo que pone en jaque el futuro de la actividad cinegética en esta región.

En materia de comunicación vamos a seguir trabajando por llevar nuestro mensaje a la sociedad urbana, pero también vamos a mejorar la comunicación interna con nuestros socios. Y en materia jurídica estamos personados en varios procesos, entre ellos la defensa de la situación creada en Castilla y León, apoyando al gobierno de esta región y a la Federación de Caza. 

José Luis López-Schümmer: «Artemisan ha dado a políticos y medios los argumentos que necesitaban para defender la caza»
5 (100%) 4 votos
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here