Ecologistas en Acción y sus ‘fake news’ frente al periodismo de Jara y Sedal

Comparte con tus amigos










Enviar

Editorial

La prueba de que Ecologistas en Acción manipuló su web para acusar a Jara y Sedal de generar Fake News. /Google

Ecologistas en Acción trató ayer de desacreditar a este medio, publicando un artículo de opinión en Público y en su propia web, con un titular sensacionalista, como acostumbra: ‘Las mentiras, medias verdades y manipulaciones de ‘Jara y Sedal’ sobre Ecologistas en Acción‘. Se trataba de su particular respuesta a un artículo de investigación publicado por esta web el pasado 6 de febrero en el que informábamos sobre los más de 12 millones de euros de dinero público que las asociaciones ecologistas ingresaron del erario público entre 2015 y 2017.
Su objetivo: hacer ver que Jara y Sedal publica fake news –noticias falsas–. Para ello urdió una campaña secreta durante toda una semana y modificó burdamente su web, a fin de hacer ver que los periodistas de este medio habían publicado una información falsa. Pero la mentira tiene las patas muy cortas, al igual que Ecologistas en Acción, y pocas horas después de activar su campaña Jara y Sedal descubrió su engaño y mostró públicamente su plan de acoso. 

Una vez más, este equipo volvió a dejar en evidencia la falta de transparencia y honradez que rige en Ecologistas en Acción, una pretendida ONG que recibe millones de euros de todos los españoles y es capaz de destinar parte de esos recursos a perseguir y acosar a un medio de comunicación que informa con libertad y veracidad del destino del dinero que los ciudadanos ponen en sus manos. En lugar de reconocer su error y su opacidad y poner los medios oportunos para ser transparentes, la opción elegida fue manipular su web y cargar sin argumentos contra Jara y Sedal en un texto calentado por los juicios de valor y ausente de la frialdad de los datos del artículo que pretendían rebatir. 

Podían, en caso de no estar de acuerdo con lo publicado, haberse puesto en contacto con nuestra redacción o, incluso, ejercer el derecho de rectificación que le asiste. No lo hicieron y optaron por la estrategia de las ‘fake news’ y el sensacionalismo en otro medio que también ejerce periodismo pero que les concedió el salvoconducto de la ‘opinión’ para lanzar su titular incendiario –era imposible considerar periodístico ese texto lleno de juicios de valor y falsedades–. Para llevar a cabo su elaborado y confidencial plan –registrado en un documento en el que Ecologistas en Acción pedía confidencialidad a sus compinches y que Jara y Sedal hizo público–, contó con la colaboración de un ejército de trolls y afines, así como la destacada colaboración de Juantxo López de Uralde, diputado de Unidos Podemos, que no dudó en seguir sus directrices para tratar de denigrar la imagen de Jara y Sedal.

Llegados a este punto, es más que cuestionable la condición de ‘entidad de utilidad pública’ de Ecologistas en Acción, puesto que no se aprecia mucho ‘interés general’ en su persecución de la libertad de prensa de este medio, o en la torpe manipulación de su web para hacer creer que la realidad es otra. Ser transparentes en las cuentas es seguir el ejemplo de WWF, no publicarlas cuando parte de los contribuyentes nos sacan los colores. No hay motivos para seguir subvencionando el ecologismo rancio y ochentero de Ecologistas en Acción. Puede que hasta ahora le haya funcionado, pero el debate sobre el medio ambiente ha madurado y su estilo incendiario, infantil y barriobajero no debería ser mantenido económicamente por los ciudadanos españoles. Su función debería ser la de luchar por un medio ambiente mejor, como la nuestra es informar con libertad y veracidad en aquellos temas que afectan especialmente al mundo rural. Si Ecologistas en Acción se dedicara a realizar su papel en lugar de perseguir y acosar, con manipulaciones, a los periodistas que muestran la incómoda realidad de su organización, tal vez la naturaleza y los contribuyentes se lo agradecerían. 

Ecologistas en Acción y sus ‘fake news’ frente al periodismo de Jara y Sedal
4.1 (81.25%) 16 votos
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here