La pieza una vez abatida se cobra cueste lo que cueste

Comparte con tus amigos










Enviar

Fue lo que debió pensar este cazador, que no dudó un instante en desnudarse y tirarse al río para cobrar el jabalí que había abatido. Enhorabuena al cazador y la cuadrilla. ¡Así se hace!

 

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here