Caza un colosal ciervo de 18 puntas en Córdoba

Comparte con tus amigos










Enviar

Este joven cazó un tremendo ciervo de 18 puntas el pasado 21 de septiembre en la cordobesa Sierra de Hornachuelos. Nos cuenta cómo se desarrolló la apasionante jornada cinegética.

15/10/2019 | Redacción JyS

El cazador Juan Manuel Fornells Avi, de 27 años de edad y natural de la localidad jiennense de Arquillos, cazó el pasado 21 de septiembre un tremendo venado con seis años y 18 puntas. La imagen del ‘pavo’ es todo un espectáculo. Fue abatido en un rececho en la Sierra de Hornachuelos, en Córdoba.

Ese fin de semana, Juan Manuel y sus amigos salieron a dar vía libre a su pasión cinegética aprovechando que los venados se encontraban en plena berrea. La primera tarde la dedicaron a recechar gamos e, «ilusionados por el buen resultado conseguido» se dirigieron a su alojamiento para compartir impresiones y lances. «Ya me iban invadiendo los nervios por la inminente aproximación de una cacería que tanto tiempo llevaba esperando», relata Fornells sobre el rececho que al día siguiente estaba preparado para realizar.

El impresionante ciervo desde dos perspectivas diferentes. / J.M.F.

Al día siguiente amaneció el día nublado amenazante de lluvia. Ya en la finca se podían escuchar «infinidad de bramidos que inundaban de este maravilloso sonido los barrancos y zonas adehesadas donde venados y ciervas se desgastan», relata el cazador. Comenzaba el rececho y sus protagonistas iban haciendo emocionantes aproximaciones a diferentes ciervos, aunque sin ver el que guarda el guarda tenía «controlado» y que «salía del monte dando la cara» en una zona donde podrían hacerle una entrada «con muchas probabilidades de éxito», relata Fornells.

«Nos adentramos en una umbría muy poblada de encinas pero limpia de monte bajo en la cual esperábamos encontrar nuestro objetivo», sigue explicando sobre la búsqueda del cérvido. «Avanzábamos lentamente pero con paso firme, embriagados por los bramidos de diversos ciervos que nos rodeaban y fijando nuestra atención en uno en concreto al que cada vez teníamos más cerca», sigue reseñando el joven.

Otra imagen del gran animal. / J.M.F.

«La tensión se cortaba presagiando el ansiado desenlace mientras sus bramidos se escuchaban más y más fuerte». Y por fin ahí estaba, «su majestuosa silueta dibujaba el horizonte mientras intentaba colocar la cruz en el sitio y aguantar la respiración a la misma vez, pues no dejaría mucha opción de lance este veterano del monte… y todo pasó en un segundo», confiesa Juan Carlos.

El joven consiguió colocar un certero disparo con su Blaser R8 Professional en calibre .338 Winchester Magnum. ¡Había conseguido cazar aquel «monstruo»! «Abrazos y enhorabuenas se repetían hasta que llegamos al lugar donde yacía el maravilloso animal que había dado caza», finaliza el joven.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here