Las cuernas de los ciervos podrían ayudar a luchar contra el cáncer

Comparte con tus amigos










Enviar

Un equipo internacional liderado por científicos chinos ha descubierto por qué los ciervos tienen menos probabilidades de desarrollar cáncer, algo que podría ser de gran ayuda en la lucha contra esta enfermedad.

7/7/2019 | Redacción JyS

ciervo
El genoma del ciervo podría ayudar a curar el cáncer. / Shutterstock

Un grupo de científicos de más de 20 organizaciones chinas, entre las que se incluyen la Universidad Politécnica del Noroeste, la Universidad de Agricultura y de Silvicultura del Noroeste y la Academia de Ciencias del país asiático, han publicado las conclusiones iniciales del Proyecto del Genoma de Rumiantes. En él, establecen un árbol evolutivo del grupo de los rumiantes y dan pistas para curar enfermedades como el cáncer, según han publicado en la revista científica Science.

Encabezada por científicos del gigante asiático, la nueva investigación analizó el genoma de 44 especies de rumiantes, entre los que se incluyen ciervos, vacas y cabras. Mediante el estudio, los investigadores lograron en una primera conclusión explicar por qué es menos probable que los ciervos desarrollen cáncer, cómo se adaptan los renos a los entornos difíciles y cómo producen más vitamina D, comportamiento que podría ser de utilidad para ulteriores aplicaciones médicas.

En el segundo artículo publicado en la revista, los investigadores describen cómo utilizaron el mapa del genoma para verificar el crecimiento de la cornamenta, que puede llegar a los 2,5 centímetros diarios. En opinión de los científicos chinos, esto fue posible porque los rumiantes con cuernos utilizaron vías moleculares vinculadas con el cáncer y localizaron muchos genes supresores de tumores. De este modo, el análisis de sus cuernas ha llevado a un mayor conocimiento de esta enfermedad y podría ayudar a desarrollar un nuevo mecanismo de protección contra el cáncer de huesos, por ejemplo.

Los renos y los desórdenes del sueño

Los renos que prosperan en las duras condiciones del Ártico fueron analizados en el tercer artículo. Como resultado, ellos adquirieron una mutación genética que los priva de estar sujetos a los ciclos circadianos y evitar los desórdenes del sueño. Este hallazgo podría ser la base para crear un medicamento que cure las enfermedades del sueño y para que los astronautas puedan ajustar sus relojes biológicos durante los vuelos espaciales.

«Comprender la evolución de los animales rumiantes puede mejorar nuestra investigación en medicina regenerativa, biología de tumores, trastornos del sueño y osteoporosis, y también puede ayudarnos a criar nuevos animales en el futuro», escribió el autor Wang Wen, investigador correspondiente del artículo e investigador del Instituto Kunming de Zoología.

Las cuernas de los ciervos podrían ayudar a luchar contra el cáncer
2.6 (52%) 5 voto[s]
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here