Pilar Montero, la cazadora que suelta el rifle y se pone la mascarilla para ‘cazar’ al coronavirus

Comparte con tus amigos










Enviar

Pilar Montero es cazadora, instagrammer y ha sufrido numerosos ataques de odio animalista. Hoy se quita la ropa de caza y se pone el traje de heroína para luchar, junto a otros miles de sanitarios, contra el maldito coronavirus.

Redacción JyS

Pilar Montero. / P.M.

Hay pocos usuarios de Instagram que no conozcan a Pilar Montero, una apasionada cazadora natural de Toledo y colaboradora de Jara y Sedal, que ha sido noticia en varias ocasiones por haber sido víctima del odio animalista.

Hoy vuelve a ser actualidad, pero esta vez por soltar el rifle y ponerse la mascarilla para luchar contra el coronavirus desde el hospital en el que trabaja. La pandemia que ha matado más de medio millar de personas en España ha convertido a miles de sanitarios como ella en auténticos héroes para el resto de la población.

Según nos cuenta «la situación es muy difícil», cada vez hay más casos y trabajan «en unas condiciones muy diferentes» a las que lo hacen habitualmente. No es fácil soportar las largas horas de trabajo: «Los EPIS aprietan, al cabo del tiempo hacen daño y pueden provocar heridas, pero los que tratamos con los infectados tenemos que ir protegidos porque si no al final somos nosotros el foco». Pilar advierte de que «es un virus muy contagioso y la única manera de pararlo es que la gente se quede en casa».

En cuanto a la cuarentena que todos los españoles estamos obligados a cumplir, dice que «debe de hacerse bien» y lanza un mensaje al resto de cazadores: «Es hora de permanecer en casa, todos soñamos con nuestro día de corzos, que este año llegará más tarde, pero llegará. No dejemos que decaiga nuestro ánimo y seamos solidarios. Este esfuerzo es por el bien de todos, y si por algo nos caracterizamos los cazadores es por nuestra capacidad de compromiso. Quedaos en vuestros domicilios, por favor».

Un enfermera objeto del acoso animalista

La joven cazadora ya denunció a finales de 2018 la indefensión del colectivo ante los ataques de los anticaza. En aquella ocasión se hacía eco de una noticia sobre odio animalista y publicaba un mensaje en Instagram Stories con el hashtag #stopanimalismo. Aunque este tipo de publicaciones son eliminadas automáticamente cuando pasan 24 horas, algunos radicales capturaron su mensaje y lo comenzaron a pasar entre sus contactos incitando a denunciar el perfil de Pilar. Aquella noche la joven recibió cientos de mensajes públicos y privados en los que la insultaban y deseaban la muerte por ser cazadora. Lamentablemente no ha sido la única vez que ha sido insultada por ser cazadora. A finales de 2019 PACMA difundía una de sus publicaciones de Facebook desatando una ola de odio contra la joven.

Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here