fbpx

Esta es la carrera de galgos más surrealista: perros y liebre se detienen para descansar

El final de esta carrera entre dos galgos y una liebre fue de lo más inusual, ¡hubo empate! La disputa fue tan dura que los animales no pudieron más.

Edu Pompa

Que las liebres pueden jugársela a los galgos al finalizar una carrera no es nada nuevo, pero que ella quede igual de exausta que ellos no es para nada común. Alcanzar los 70 km/h durante un largo tiempo deja resultados como el que te contamos en esta noticia.

El vídeo sobre la liebre y los galgos que terminaron extenuados al terminar la carrera es uno de los más surrealistas que nunca podremos ver. Los grados, el estado del terreno… todo influye para que los animales se desfonden, sin embargo, en este caso podemos intuir que los minutos corridos fueron más de la cuenta.

Tras una carrera, dos personas buscan a los galgos en un olivar. La sorpresa de uno de ellos fue encontrárselos totalmente agotados justo al lado de la liebre, la cual no se podía apenas mover: no le quedaban fuerzas debido al largo tiempo corrido. Los canes no llegaron ni a capturarla, incluso teniéndola al lado, puesto que permanecían desfondados. 

Un batalla entre galgos y liebre épica

Cuando la liebre tiene la cualidad de ser un misil y los rivales no tienen la velocidad ni la forma física necesaria para atajar a la rabona vemos como los canes terminan parándose. No es nada extraño, cuando su cuerpo no aguanta sale su instinto de supervivencia. Sin embargo, cuando la codicia les invita a seguir y la liebre no tiene fuerzas para más… Ahí aparecen imágenes como la de este vídeo.

¿Imagináis la situación? Dos animales rivales codo con codo y sin mover ni un solo dedo. La escena fue grabada por una de las personas que buscaban a los galgos participantes en la carrera. A juzgar por el acento utilizado durante el vídeo y el entorno, todo apunta que ocurrió en Andalucía.