fbpx

Se estrella contra un jabalí y otro conductor, en lugar de ayudarla, se lleva al animal

Jara y Sedal

Una mujer que acudía a trabajar sufría un accidente de tráfico con un jabalí a la altura de Plasnes (Francia) el pasado 28 de mayo. Poco después otro conductor detenía su vehículo, pero no para ayudarla, en su lugar se dirigió al jabalí y se lo llevó. 
6/6/2019 | Redacción JyS

Imagen de un accidente con un jabalí en una carretera europea.
Imagen de un accidente con un jabalí en una carretera europea.

El pasado 28 de mayo, sobre las 6 de la mañana, una mujer que acudía a su trabajo en Bernay (Francia) se estrellaba con un jabalí a la altura de Plasnes. Minutos después, uno de los conductores que pasaba por en el lugar del accidente, lejos de auxiliar a la víctima o preocuparse por su estado, detuvo su furgoneta para cargar el jabalí y llevárselo.
Según medios locales, varias personas se pararon para ayudar a la conductora que aún se encontraba en estado de shock, pero el que apareció minutos más tarde aparcó su furgoneta y en lugar de preguntar por el estado de salud de la persona lesionada, se fue directamente a por el animal. Literalmente según el portal Actu, «subió al animal en su camioneta y se quitó el polvo bajo la mirada atónita de las personas que acababan de detenerse». «Nadie tuvo el tiempo o la reacción de anotar matrícula del vehículo», añaden.
Poco después la conductora tuvo que ser trasladada al Centro Hospitalario de Bernay. Según ha informado el citado medio, aún tiene el brazo «en cabestrillo mientras otra persona probablemente esté hojeando un libro de cocina». 

¿Cómo debemos actuar según la DGT?

Lo primero es avisar de lo que ha ocurrido, después facilitar la circulación para no poner en riego a más personas y, por último, detallar lo máximo posible el suceso, buscar testimonios y dar ejemplo, aconsejan desde la página web de la Dirección General de Tráfico. 
Carlos Gil García, fiscal de Seguridad Vial, asegura: «El Código Penal castiga al que no socorre a una persona que se hallase desamparada y en peligro manifiesto y grave si pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros. Además, prevé una agravación cuando el accidentado lo haya sido por el que omite el auxilio. Es este el supuesto que más se da en el tráfico, pues en algunas ocasiones el causante del accidente huye del lugar sin preocuparse de la situación en que puedan quedar los heridos». Y confirma que «existen varias condenas por estos hechos».

Deja una respuesta